Torticas de morón, polvorones o mantecados

Sin importar el nombre que uses, este postre es ideal para quienes no tienen mucha experiencia con la repostería

Entre los postres más comunes en Cuba, este era uno de mis favoritos. Finalmente encontré una manera de prepararlo y el resultado ¡superó todas mis expectativas! La receta original es del Chef Jamie Oliver y aparece en el libro ‘Cook with Jamie’. Pruébala.

INGREDIENTES

  • 1 taza más dos cucharadas de mantequilla sin sal, (más un poquito extra para engrasar el molde)
  • ½ media taza de azúcar
  • 2 tazas de harina
  • 1 taza de maicena
  • Azúcar glas para decorar

También necesitarás un molde para hornear, preferiblemente cuadrado y de 9 pulgadas.

 PREPARACIÓN

Enciende el horno y ponlo a calentar a 300 grados F (150 grados C). Utiliza parte de la mantequilla para engrasar el molde.

Asegúrate de que la mantequilla se encuentre a temperatura ambiente para mezclarla con el azúcar, esto lo puedes hacer utilizando una cuchara de madera. Añade la harina y la maicena y mezcla con la cuchara y/o las manos hasta formar una masa.

Espolvorea harina en una superficie limpia y mueve ahí la masa para estirarla con el rodillo. Tip: Si no tienes rodillo, puedes hacerlo con una botella.

Extiende la masa calculando que cubra el fondo del molde y transfiérela cuando esté lista. Acomódala con la mano si es necesario (o si se te rompe como a mí). Una vez que esté en el molde, utiliza un tenedor para pincharla y abrirle agujeritos.

Hornear alrededor de 50 minutos o hasta que comience a tomar color dorado.

Sacar del horno y mientras esté caliente, espolvorear con abundante azúcar glas por encima. Esperar a que se enfríe totalmente para cortarla y servirla.

Pan de plátano

Más sabroso, fresco y económico que el que piensas comprar en una cafetería. Pruébalo

INGREDIENTES

  • 3 plátanos maduros
  • 3 cucharadas de mantequilla (más un poquito extra para engrasar el molde)
  • 1 cucharadita de baking soda (bicarbonato de sodio)
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de vainilla
  • ¾ de taza de azúcar
  • 1 taza y media de harina

También necesitarás un molde rectangular que sea de 4x8 pulgadas o 5x9 pulgadas aproximadamente.

PREPARACIÓN

Encender el horno y ponerlo a calentar a 350 grados F (175 grados C). Utilizar parte de la mantequilla para engrasar el molde.

Derretir el resto de la mantequilla, cuidando de que no se queme.

Batir el huevo y reservar.

Pelar los plátanos y ponerlos en un recipiente grande para aplastarlos hasta convertirlos en una especie de puré. Esto se puede hacer con un tenedor. Agregar la mantequilla derretida y mezclar.

Sin dejar de mezclar, añadir una cucharadita de baking soda, una pizca de sal, el azúcar, el huevo batido y una cucharadita de vainilla.

Agregar la harina poco a poco, pasándola por un colador.

Continuar mezclando con suavidad hasta que todo se encuentre integrado. Pasar al molde y llevar al horno por 45 ó 50 minutos.

Dejar refrescar alrededor de 15 minutos y servir, preferiblemente acompañado de una taza de té o café y mucha buena vibra.

Pancakes de avena y plátano

Cambia la receta de pancakes tradicionales por esta versión a base de harina de avena

Esta receta alcanza para alrededor de 6 pancakes grandes o 10 pequeños.

INGREDIENTES

  • 2 tazas de avena tradicional
  • 3 plátanos (bananos)
  • 2 huevos
  • ½ taza de leche de vaca o tu leche favorita
  • Aceite de coco (1 cucharada para la mezcla y el resto para cocinar los pancakes)
  • 1 cdta. de vainilla
  • 1 cda. de polvo de hornear
  • Una pizquita de sal
  • Frutas para decorar

PREPARACIÓN

Pasar la avena por el procesador de alimentos para convertirla en harina (puedes utilizar una licuadora). Mezclar el polvo de hornear con la harina de avena.

Añadir el resto de los ingredientes y mezclar bien.  

Cuando estén todos los ingredientes perfectamente incorporados, dejar reposar la mezcla entre 10 y 15 minutos. En este tiempo, se pueden ir cortando las frutas para acompañar los pancakes y decorarlos al final.

Poner a calentar una sartén a fuego medio. Añadir una cucharadita de aceite de coco. Cuando esté caliente, añadir un poco de la mezcla, dejar cocinar por ese lado unos minutos hasta que esté listo para ser volteado. Virar y dejar dorar por el otro lado. Repetir el proceso hasta que estén listos todos los pancakes.

Servir con tus acompañantes favoritos (mis preferidos son mantequilla de almendras y miel de Maple). Decorar con frutas.

¡Buen provecho!