Receta fácil de hummus

Es más sencillo de preparar de lo que crees y es súper nutritivo, úsalo como un acompañante más para darle sabor y salud a tu comida

Muchas veces compramos por hábito, sin detenernos a pensar que varios de estos alimentos podríamos prepararlos en casa, ahorrándonos dinero y también un montón de sodio y conservantes.

El hummus es un clásico ejemplo, y lo digo con toda la experiencia de quien lo ha comprado en numerosas ocasiones. La realidad es que con un poco de planificación se puede hacer en casa un delicioso hummus para comer en cualquier momento, ya que si bien este plato es muy popular en fiestas y como aperitivo, también es perfecto para servir como acompañante en la comida.

La base del hummus son los garbanzos, estas maravillosas legumbres poseen un alto contenido proteíco (19%) y muchas otras virtudes que los convierten una gran opción para la dieta. Son especialmente beneficios para las mujeres embarazadas, y muy recomendados en caso de diabetes o hipertensión.

INGREDIENTES

  • 4 tazas de garbanzos
  • 4 dientes de ajo grandes
  • 4 cucharadas de tahini (pasta de semillas de sésamo molidas)
  • El jugo de 2 limones y medio
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1 pizca de comino
  • Un chorrito de aceite de oliva
  • Agua (entre ½ y ¾ de taza)

Antes de cocinarlos, es importante dejarlos en remojo unas horas (la noche antes es ideal), y luego se pueden ablandar con agua en una cazuela normal, o mucho más rápido en la olla de presión (30 minutos).

Una vez listos los garbanzos, preparamos el procesador de alimentos, lo ponemos a funcionar e introducimos los ajos. Cuando los ajos estén bien cortaditos, lo abrimos y agregamos el resto de los ingredientes.

Lo mezclamos, haciendo una pausa para mezclar todo bien y revisar la textura. Podemos agregar un poquito más de agua o aceite si hiciera falta.