Prueba Porsche Cayenne S 2014

Esta versátil camioneta se convirtió en una de mis favoritas para el diario y las aventuras de fin de semana

Cada auto tiene diferente personalidad y algunos de ellos resultan prácticamente insustituibles para una función en especial. Sin embargo, cuando encuentras uno que se adapta a cada día de tu vida de manera sencilla y fluida, se convierte en un keeper, el vehículo que te gustaría conservar. La Porsche Cayenne S 2014 es uno de ellos.

Es fácil rendirse ante el encanto de Porsche, una marca que impone respeto de tan solo mencionarla; pero una vez que pruebas la calidad de sus productos, entiendes realmente por qué la firma alemana cuenta con tan merecido prestigio.

No hay un elemento en la Cayenne que parezca barato o improvisado. Comenzando con la llave, que emula la formas del auto y contando con cada botón y detalle de su consola de instrumentos. Sentarse en la silla del piloto de la Porsche Cayenne es entrar a tu propio reino, donde controlas cada uno de los movimientos de esta espectacular máquina.

Las proporciones de esta camioneta son muy cómodas, lo suficientemente grandes como para otorgar comodidad a sus tripulantes, pero sin llegar a limitar las posibilidades de maniobrabilidad en la rutina diaria. Sus formas son distintivas y se ajustan a los tradicionales rasgos de identidad de la marca.

A la hora de manejarla, la Porsche Cayenne S responde con fuerza y precisión. Su dirección es certera y su estabilidad destaca a altas y bajas velocidades. No hay una curva donde esta camioneta pierda la compostura ni comprometa la seguridad. Y sus frenos, como los de todo Porsche, son magníficos.

Vale la pena destacar que la versión que tuve la oportunidad de conducir tiene sabor deportivo, pues cuenta con un motor V8 de 4.8 litros capaz de desarrollar hasta 400 HP. La Cayenne S no es la más poderosa entre sus hermanas (Porsche presentó este año a la Turbo S con 550 HP), pero tampoco es la más modesta, y su potencia es suficiente para divertir a aquellos que les gusta manejar.

La Porsche Cayenne es una camioneta a todo lujo, cómoda para el día a día; práctica para las aventuras; y muy conveniente para largos viajes por carretera. Sin embargo, en mi opinión, de todas las virtudes de la Cayenne, su mayor logro es la combinación maestra de auto familiar con sensaciones deportivas, que le permiten complacer las expectativas de todos los miembros de la casa.

Precio Porsche Cayenner S 2014: $66,800

Precio total de la unidad de pruebas: $84,980