Bebe y autos: Nissan Titan

Experimentamos cómo se siente moverse a tiempo completo en un camión con un bebé

Los hombres adoran los camiones. Este tipo de vehículos es uno de sus favoritos por excelencia. Manejar una máquina poderosa, ser los más altos en la autopista y tener muchísimo espacio de carga (aunque en el día a día no necesiten cargar nada), son cualidades que le otorgan un allure irresistible a los camiones frente al sexo masculino.

Las mujeres generalmente priorizamos otras cosas: estética, seguridad, comodidad... y aunque nos gusta el espacio de carga, preferimos llevar nuestras pertenencias bien resguardadas bajo techo. Es difícil que una pickup sea la elección de auto que haga una mujer, especialmente si vive en la ciudad, por eso fue tan interesante manejar el Nissan Titan XD Platinum Reserve 2016 toda una semana acompañada de mi bebé.

El Titan no es el primer camión que he tenido oportunidad de probar, pero nunca antes me había visto en la necesidad de instalar un carseat en uno y mucho menos utilizar la cama trasera para llevar un cochecito de bebé (stroller). Mi estatura es 5’9, por lo que la tarea de subir y bajar un bebé del Nissan Titan realmente no fue tan complicada; aun así, lo hacía subida al estribo. Lo mismo sucedió con el stroller, que llevé todo el tiempo en el espacio de carga y jamás sufrió ningún daño ni tuvimos el contratiempo de que lo mojara la lluvia.

Una vez sentada al volante ya me sentí cómoda con el camión, el Titan responde amigablemente para ofrecer un estilo de conducción fácil y con respuesta rápida. Como siempre en un vehículo de grandes dimensiones, hay unos minutos de adaptación y luego hay que poner cuidado extra en los estacionamientos, para lo que ayudan de manera eficiente los sensores delanteros y traseros y por supuesto, la cámara.

El propulsor de mi unidad de pruebas era un V8 Turbo Diesel que entregaba 310 HP y 555 libras-pie de torsión, que con el equipamiento apropiado, es capaz de cargar hasta más de 2,000 libras y de arrastrar más de 12,000.

En el interior los materiales no son elegantes, aunque sí lucen resistentes. Los controles están dispuestos de manera práctica y su uso es bastante intuitivo. La cabina es muy amplia y espaciosa.

Desde mi perspectiva, entiendo que probablemente el Nissan Titan no sería la primera opción de compra que evaluaría una mujer, pero si esta pickup fuera parte de los autos de la familia, yo animaría a todas las mujeres a que se regalaran la oportunidad de manejarla, porque la verdad es que, de vez en cuando, es divertido ser la más alta de la autopista.

Nota: El Nissan Titan fue renovado para su versión 2017.

Prueba GMC Sierra 1500 Denali 2015

GMC-Sierra-Denali-2015-01.jpg

Manejé este coloso por una semana y tuve oportunidad de probar el nuevo propulsor V8 de 6.2 litros

En Miami, los camiones o pick-ups son muy populares, y aunque es algo que me sorprendió cuando recién me mudé a esta ciudad, con el tiempo he comenzado a entender cuál es su atractivo.

Los vehículos que antes eran principalmente destinados al trabajo se han ido ganando un lugar como utilitarios para la familia. Sumamente prácticos, un camión es la opción número uno para arrastrar un bote, cargar varias bicicletas o simplemente ir a comprar un mueble para la casa (o plantas, como hicimos nosotros). Sobre todo ahora, que se manejan de manera mucho más fácil y que por dentro no tienen nada que envidiar en comodidad y tecnología a un auto de otro segmento.

Quienes adoren las pick-ups encontrarán en la GMC Sierra 1500 Denali 2015 un espécimen muy atractivo. Una de las ventajas de este camión es que puede adoptar diferentes configuraciones, en dependencia de las necesidades de cada quien. La versión que tuve oportunidad de manejar traía la llamada crew cab, con una cabina doble bastante amplia. Y esta es una de las primeras consideraciones que debe enfrentar un posible comprador: ¿qué tipo de cabina elegir?

La cabina regular es la más básica, trae una sola fila de asientos y por lo general puede acomodar a tres personas. Este estilo lo consideran principalmente quienes planean usar el camión casi exclusivamente para trabajar y quienes piensan quedarse con él por mucho tiempo, pues es más difícil de vender en el futuro.

La cabina doble o extendida añade otra fila de asientos y de puertas, pero es la crew cab la que verdaderamente agrega el máximo de comodidad, con mucho espacio para las plazas traseras. Hay que tener en cuenta que cuando se gana en amplitud para los pasajeros, el camión se hace mucho más largo y complicado de manejar; por esto es común que quienes opten por una crew cab, sacrifiquen algo de espacio en la cama de la pick-up. La Sierra, por ejemplo, para la versión crew cab, permite elegir entre la cama estándar de 6.5 pies de largo o una más pequeña de 5.75 pies, para compensar el tamaño de la cabina.

Una novedad que tuve oportunidad de probar en mi semana con este vehículo fue el potente motor V8 Ecotec3 de 6.2 litros, de estreno para 2015 como una opción extra. Este propulsor trabaja acoplado a una transmisión automática de 8 velocidades y es capaz de desarrollar 420 HP y 460 libras-pie de torque. Esta combinación logra que hasta la enorme GMC Sierra se sienta ligera y ágil en el asfalto. 

Para ser totalmente honesta, tengo que decir el uso que yo le di a este vehículo circulando tranquilamente por la ciudad está muy lejos de explotar todo su potencial. Basta con señalar que con el equipamiento apropiado, este coloso es capaz de arrastrar hasta 12 mil libras. Totalmente impresionante…

En cuanto a economía de combustible, los números para esta versión registran un consumo de 15 mpg en ciudad y 21 mpg en carretera, para un consumo combinado de 17 mpg. Aunque mi unidad tenía tracción a las cuatro ruedas, estas cifras se mantienen también para la tracción a dos ruedas.

Como el nombre Denali indica, esta pick-up era la más equipada de la gama. Los famosos acabados Denali aportan una imagen distintiva en el exterior, con una parrilla con un diseño especial, acentos en cromo y ruedas más grandes (20 pulgadas), entre otros.

El interior se beneficia enormemente con la calidad Denali, desde los tapizados en cuero hasta el sistema de sonido, este es un camión que se siente lujoso por dentro, y es espectacularmente cómodo.

Para resumir, aunque conducir un camión es algo que ya me resulta más familiar, todavía les tengo respeto por sus proporciones y peculiaridades; sin embargo, pude manejar durante una semana la GMC Sierra 1500 sin nerviosismos ni inconvenientes, ¡e incluso me pareció bastante divertido! La GMC Sierra 1500 más que un modelo a considerar en el segmento de las pick-ups, es un formidable contrincante para sus rivales en el mercado. Un vehículo que vale la pena tener en cuenta para una decisión de compra.

Precio GMC Sierra 1500 Denali 4WD Crew Cab 2015: $52,155

Precio total de la unidad de pruebas: $57,820