Lincoln Black Label, el lujo de un auto personalizado

Foto: Erika Blanco

Foto: Erika Blanco

Presentación exclusiva de Lincoln en Pebble Beach 2013

¿A quién se le ocurre personalizar un auto teniendo en cuenta elementos de moda, cocina o arquitectura? Esta ha sido la idea que Lincoln ha llevado a la práctica con la introducción de Black Label (Etiqueta Negra), un nuevo y lujoso concepto dedicado a complacer a sus clientes.

En sus inicios, Lincoln era una marca reconocida por su sofisticación y exclusividad. Estrellas de la talla de Elizabeth Taylor elegían esta marca en sus autos, y los personalizaban con detalles únicos. Lincoln ahora se propone revivir su glorioso pasado y ha mostrado en Pebble Beach, California, un avance de las opciones entre las que podrán elegir los afortunados compradores de sus vehículos.

Black Label es una colección de temas diseñados individualmente para seleccionar el que mejor se adapte a cada personalidad. Estos temas incluyen detalles únicos que se ven en el exterior y en el interior del auto y que los diferencian del resto, aunque sean del mismo modelo. Por supuesto, cada material utilizado es ultrapremium y de exquisita calidad: cuero veneciano, alcántara, maderas especiales provenientes de diferentes partes del mundo… La marca se ha esmerado para ofrecer una experiencia verdaderamente lujosa, que no termina en el auto, pues sus dueños gozarán de otros beneficios de atención personalizada.

Janet Seymour frente al Lincoln MKZ "Center Stage". Foto: Erika Blanco

Janet Seymour frente al Lincoln MKZ "Center Stage". Foto: Erika Blanco

En Pebble Beach, tuvimos la oportunidad de conversar con Janet Seymour, una de las principales responsables del diseño y los acabados detrás del concepto Black Label. Janet es una mujer que adora la escultura, leer y tocar el piano; y su sensibilidad fue un punto crucial a la hora de desarrollar los diseños.

“No teníamos un hombre o una mujer específicos en mente; no tenemos una fórmula predeterminada”, explica Seymour. “Cada diseño surgió a partir de diferentes inspiraciones, que se transformaron en los detalles que se ven en cada auto”.

Janet se encuentra parada enfrente de uno de sus temas favoritos, Center Stage, una creación dedicada a una persona que quiere “robarse la escena” y ser el centro de atención. El outfit de la diseñadora, sin embargo, recuerda otro concepto llamado Modern Heritage, que destaca por sus líneas limpias y su monocromático negro y blanco.

La inspiración para el surgimiento de Center Stage fue la imagen de una mujer de pie, en un escenario totalmente negro, vistiendo un abrigo con cuello de piel de zorro. Luego, el equipo trabajó para traducir esta visión y llevarla a los colores, las líneas y los detalles de un auto.

“Hemos buscado e investigado alrededor del mundo, nuestra intención es que cualquier persona, sin importar sus características, pueda reconocer entre estos temas aquel que se identifica con su personalidad. Queremos que mire al auto y piense: ‘Es para mí’”.

Amor a primera vista con el Lincoln "Center Stage". Foto: Erika Blanco

Amor a primera vista con el Lincoln "Center Stage". Foto: Erika Blanco

Pebble Beach 2013, Concurso de Elegancia

Postales y escenas favoritas del Concours d'Elegance Pebble Beach 2013

Pebble Beach, Disclaimer

Best of Show, Pebble Beach 2013. Foto: Cortesia

Best of Show, Pebble Beach 2013. Foto: Cortesia

“Noblesse oblige”

Más de una semana después de haber regresado de Pebble Beach, no he sido capaz de escribir una nota para el blog sobre este evento.

Estas palabras son una especie de disclaimer, mi disculpa personal a todos los autos que el domingo 18 de agosto de 2013 se encontraban en el famoso hoyo 18 de Pebble. Una disculpa por no tener el conocimiento suficiente para apreciarlos en toda su gallardía, y mucho menos para transmitir por escrito mis impresiones. Una disculpa por intentar reflejar en imágenes sus curvas y detalles, por querer traducir en letras las historias vividas por el noble metal.

Una vez al año, los más hermosos automóviles clásicos de la historia se reúnen en el Concours d’Elegance de Pebble Beach. Vendrán aquí una sola vez en su vida, pues este es un torneo que no admite segundas oportunidades; vendrán con el misterio de la bruma y aguardarán ansiosos todo el día, esperando cada uno secretamente ser el orgulloso campeón que se suba a la llamada “rampa de la esperanza”, el Best of Show, el más elegante entre los elegantes…

Es un honor tener la oportunidad de asistir a esta reunión selecta, de caminar por un espacio que desafía abiertamente al tiempo. No tengo el conocimiento para hablar de estos autos, pero tengo el respeto por su grandeza y el agradecimiento por haberlos visto, invoco a estos sentimientos como mi guía a partir de ahora para revivir Pebble Beach 2013…