Prueba: Mercedes-AMG S63 Cabriolet

MercedesBenz_S63_AMG_2019_01.jpg

El Mercedes-AMG S63 Cabriolet es uno de los autos más exquisitos que he tenido la oportunidad de probar. Es de esos carros que tienen tanta personalidad que te la transmiten e incluso te hacen sentir diferente cuando los estás manejando.

¿Es un convertible de dos puertas el vehículo ideal para andar con un niño de dos años? Obviamente no, pero ¡¿a quién le importa?! Por una semana dejamos el stroller en casa, nos olvidamos de las compras y nos dedicamos a disfrutar de este excelente auto.

Las formas del S63 son distintivas y Mercedes cuida mucho de mantener este diseño que es un motivo de orgullo para la marca. La versión AMG tiene varios detalles específicos que la diferencian, como la parrilla -ahora acentuada con barras verticales- y los emblemas. Sin embargo, la distinción más importante se encuentra en el corazón del auto, donde reposa un nuevo y más poderoso motor.

AMG es la división de alto rendimiento de Mercedes-Benz, los carros que llevan este emblema han sido modificados en una manera específica y preparados para tener más poder. El motor de un AMG es ensamblado a mano, lo cual otorga mayor exclusividad a estos vehículos.

El propulsor del Mercedes-AMG S63 Cabriolet es un V8 biturbo de 4.0 litros capaz de desarrollar 603 HP y 664 libras-pie de torsión. La transmisión es automática de nueve velocidades con paletas detrás del volante para cambios manuales. El sistema de manejo distribuye la tracción a las cuatro ruedas.

Según los datos oficiales de Mercedes-Benz, este vehículo es capaz de acelerar de 0 a 60 millas por hora en 3.4 segundos y su velocidad máxima ha sido limitada electrónicamente a 186 millas por hora.

El Mercedes-AMG S63 tiene diferentes modos de manejo que se adaptan a las necesidades y las preferencias del conductor. En el modo Confort -el más acertado para el tráfico y el día y día- el auto es capaz de, automáticamente, detectar cuando no se necesita tanta potencia y desactivar algunos de los cilindros de su motor, con lo cual ahorra una cantidad de combustible considerable.

Con los modos Sport y Sport+, el auto desata su magnífico desempeño, los cambios se acortan, la aceleración se dispara y el motor se divierte soltando su rugido brutal. Hay otro modo de manejo que no probé, el modo Race, creado específicamente para la pista, con una configuración diseñada para exprimir el desempeño máximo del vehículo.

La mayor parte del tiempo manejé utilizando el modo Confort, balanceado, compuesto y aún así, emocionante y dinámico.

El interior del Mercedes-AMG S63 Convertible es una oda a la calidad y al cuidado de los detalles. No hay un sitio a donde mires que no revele lujo y sensación de exclusividad. Desde las perforaciones del cuero en el tapizado hasta el metal de los botones, desde el emblema engastado en el reposabrazos hasta la pantalla donde se fusionan la belleza del diseño y los avances de la tecnología. Este auto es adictivo.

Gabrielle Chanel dijo alguna vez: “el lujo debe ser cómodo, de lo contrario, no es lujo”. Creo que la exigente Coco hubiera aprobado el Mercedes-AMG S63... Sin embargo, cada línea y cada función de este vehículo llegan acompañadas de un alto precio. Sin contar los paquetes extras, el precio inicial de este auto es $180,100.

Se vale soñar y esto fue lo que hicimos por una semana. Apenas nos subíamos al auto, Tazio me pedía: “Mamá, sin techo”. El botón para abrir el techo se encuentra escondido dentro del reposabrazos (todos los Mercedes-Benz lo tienen ahí). Un toque y el auto se descubre para ofrecer el encanto y la promesa de libertad que acompaña a un Cabriolet.

Cinco minutos después, Tazio comenzaba: “Mamá, pon el techo, me molesta el sol”. ¡Qué maravilla cuando el mecanismo del vehículo permite abrir y cerrar el techo con el carro en movimiento! Y así la pasamos, buscando excusas para salir a pasear todos los días.

Durante nuestro tiempo con el Mercedes-AMG S63 Cabriolet fuimos más cuidadosos que nunca con la limpieza para no ensuciar ni un milímetro de cuero blanco, no nos cupo nada en el maletero y acomodar a Tazio en su carseat era todo un despliegue de movimientos, pero, una vez más, ¿a quién le importa cuando vas manejando un auto que te hace sentir hermosa, poderosa y elegante? Este fue un auto perfecto, al menos por una semana…

Conociendo la Alsacia con el Mercedes-Benz GLC 2016

Manejé entre montañas, viñedos y pueblitos sacados de un cuento con la nueva SUV de Mercedes-Benz. Estas fueron mis impresiones…

La Alsacia es una región de Francia que queda justo en la frontera con Suiza y Alemania. Es famosa por sus vinos, su cocina y las disputas que ocasionó en el pasado por el control de su territorio. Siempre tuve muchos deseos de conocer este sitio y tuve oportunidad de hacerlo manejando la nueva Mercedes-Benz GLC 2016.

El primer encuentro con la SUV ocurrió en el aeropuerto de Basel-Mulhouse, ahí Mercedes-Benz tenía todo preparado para recibir a los periodistas y después de una breve bienvenida y algunas instrucciones, nos entregaron las llaves y un iPhone, lo que inmediatamente me hizo sentir más segura. ¡Ya estaba lista para perderme con la GLC por los lindos pueblitos de la Alsacia!

Mercedes-Benz había dispuesto una ruta elaborada para pasear un poco antes de alcanzar nuestro destino final en Strasbourg, Francia. El sistema de navegación –que resultó funcionar de manera espectacular- ya estaba programado para manejar rumbo a Breisgau, en Alemania, donde tomaríamos el almuerzo en un restaurante ubicado en medio de un viñedo.

Para los amantes de los autos que se cruzaron con nuestra salida debe haber sido todo un espectáculo ver la hilera de relucientes GLC. Desde afuera, el auto luce refinado y airoso, con las proporciones perfectas para ser manejado cómodamente en la ciudad y resultar muy versátil. El interior derrocha lujo, con materiales y acabados de gran calidad. Tan solo de ver el auto antes de probarlo, me dio la impresión de que va a convertirse en un nuevo favorito del público femenino. Ya lo visualizo perfectamente en las calles de Miami…

El Mercedes-Benz GLC reemplaza al modelo GLK y la marca aprovechó para transformar no solo el nombre, sino también algunas de sus características. El nuevo GLC 2016 es un auto más ligero y con mejor ahorro de consumo de combustible. Cuenta con diferentes modos de manejo: Eco, Comfort, Sport, Sport+ e Individual, para adaptarse a los gustos y necesidades del conductor. Su manejo es muy dinámico, agradable y se disfruta muchísimo, sobre todo por la tranquilidad de la cabina, aislada del ruido exterior.

En nuestra visita a los viñedos tuvimos una sorpresa, un circuito especial creado por Mercedes-Benz para experimentar la capacidad del paquete Off-Road del GLC.

Aunque no hay planes de que la opción Off-Road llegue a Estados Unidos como extra, decidí que este era un buen momento para salir de mi ‘zona de comfort’ y probar las habilidades todoterreno del vehículo (¡y las mías!). El experimento fue un éxito. Acompañada de un instructor, guié al GLC que escaló como nada una subida de rocas prácticamente vertical. Con igual tranquilidad reaccionó en la arena y en las bajadas de infarto, dejando claro que la tecnología –en todas sus formas- es una prioridad para la marca.

Así mismo, los sistemas de seguridad y asistencia de manejo con que cuenta el Mercedes-Benz GLC 2016 son impresionantes. Definitivamente, una cualidad que influirá mucho a su favor a la hora de una decisión de compra y que una vez más me hace recordar las preferencias de las mujeres para elegir auto.

La tarde marcó nuestro recorrido a Strasbourg (Estrasburgo en español), donde pasaríamos la noche en una antigua edificación convertida en hotel. Esta ciudad me enamoró al instante; tanto, que le voy a dedicar su propio ‘post’ muy pronto.

Al otro día manejaríamos de regreso a Basel, en Suiza, pero antes recorreríamos el valle de Munster, donde se confeccionan los quesos que llevan ese nombre.

Visitamos la Maison du Fromage, allí nos esperaron con un festín de quesos y charcuterie, todos hechos ‘en casa’.

Manejar entre montañas, viñedos y los divinos pueblitos de la Alsacia fue una experiencia increíble. Estos lugares llenos de flores y encantadores casitas parecen sacado de un cuento. Siempre que se menciona Francia se piensa rápidamente en París, sin embargo, visitar esta región es un viaje totalmente diferente y muy recomendable.

En cuanto al Mercedes-Benz GLC 2016, después de dos días en la carretera juntos sostengo mi primera impresión: este vehículo está destinado a convertirse en un nuevo consentido del público. Ya veremos si mi intuición es acertada…

Precio Mercedes-Benz GLC 300 2016: $38,950

Precio Mercedes-Benz GLC 300 4MATIC 2016: $40,950

PRUEBA TÉCNICA DEL MERCEDES-BENZ GLC 2016

Tres convertibles de primavera

Manejé a cielo abierto el Audi A3 Cabriolet, el Jaguar F-Type S Convertible y el Mercedes-Benz E400 Cabriolet, los tres magníficos pero muy diferentes entre sí. Estas son mis impresiones…

Si de autos se trata, esta primavera ha sido la mejor de mi vida, pues he tenido oportunidad de manejar modelos de mucha calidad y además, de hacerlo disfrutando del fantástico clima de Miami a cielo abierto.

Tres diferentes convertibles, cada uno con su propia personalidad, me robaron el corazón a su manera.

Quiero destacar que los modelos mencionados en esta nota no son necesariamente rivales directos, sino que han sido agrupados aquí porque son los que he tenido la oportunidad de evaluar.

 

AUDI A3 CABRIOLET: EL MÁS SEXY

Una de las virtudes del Audi A3 Cabriolet 2015 es que es un auto que desde el primer momento te hacer sentir ‘como en casa’. No se necesita un período de adaptación para conocerlo; al contrario, basta con entrar a su moderna cabina para acomodarte e inmediatamente comenzar a manipular los controles como si fuera tu auto de toda la vida.

Justo manejé este vehículo la semana que estrenaron Fifty Shades Of Grey, una película cargada de erotismo donde la protagonista recibe este modelo de regalo. Quizás esa fue la causa que hizo que desde entonces, visualizara al Audi A3 con cierto halo de sensualidad. Pero dejando de lado mi imaginación y pasando a temas más concretos, hay que destacar que el desempeño de este pequeño cabrio es igual de magnífico que el de sus hermano mayores Audi, y que su manejo tiene la misma calidad y aplomo que el de toda la familia.

El Audi A3 Cabrio es un auto chico de dos puertas con techo de lona, muy atractivo por dentro y por fuera, aunque siempre con un espíritu medido que de ninguna manera abandona las conservadoras líneas del buen gusto.

En movimiento, llama la atención la tranquilidad de la cabina, bastante calmada incluso cuando se maneja sin techo. Este auto es más cómodo de lo que pareciera, al menos para el conductor, pues como es de esperar, las plazas traseras son bastante reducidas y el espacio de carga en el maletero es mínimo. A pesar de contar con tecnología de punta, extrañé la cámara trasera, que no estaba presente en mi unidad de pruebas.

Uno de mis aspectos favoritos del Audi A3 Cabrio es su diseño interior: simple, minimalista y totalmente chic. También me encantó la solidez de su aceleración y su economía de combustible.

En resumen, este es un auto que yo podría manejar todos los días. Es preciso, divertido, juvenil y se amolda fácilmente a tu estilo de manejo.

PERFIL DEL AUDI A3 CABRIOLET 2015

Motor Turbocargado de 4 cilindros y 1.8 litros que entrega 170 HP y 200 libras-pie de torsión. Transmisión automática de 6 velocidades con opción de ser operada manualmente a través de las paletas en el volante o de la palanca de cambios.

Economía de combustible: 24 mpg en ciudad / 35 mpg en carretera / 28 mpg consumo combinado.

Precio del Audi A3 Cabriolet 2015: $35,600.

Precio total de la unidad de pruebas (con paquetes extra): $41,675.

 

JAGUAR F-TYPE S CONVERTIBLE: EL MÁS FIERO

El Jaguar F-Type S Convertible cambia completamente las reglas del juego apenas entras en contacto con él. No importa cuál sea ‘tu juego’, este Jag se las arregla para sorprenderte revelándose potente, elegante y prácticamente indomable.

He manejado otros modelos de Jaguar en el pasado e independientemente de su potencia, siempre me habían parecido la imagen de un perfecto gentleman: poderoso, pero al mismo tiempo suave y atento. El F-Type S me dejó claro desde el primer momento que no tenía tiempo para consentirme, su único interés era desplegar la fuerza de su V8 Supercargado y salir a demostrar al resto de los autos quién es el rey del pavimento.

Pasada la fascinación inicial, no me quedó más remedio que reconocer que este vehículo no está hecho para el confort, y que realizar las labores de mi día a día con él sería una especie de reto. El espacio es muy reducido, con solo dos plazas y un maletero mínimo, lo que hizo verdaderamente interesante el momento en que fui al mercado a hacer las compras de la casa. Pero claro, entiendo que el Jaguar F-Type está destinado a actividades más veloces…

Y tanto es así que su configuración cambia completamente de acuerdo a las necesidades del conductor, que puede transformarlo en una bestia salvaje si elige el modo de manejo en pista, pensado para volar. Su fantástica deportividad hace que incluso en el modo de manejo más amigable, se sientan todas las emociones del asfalto y cuando se le quita el techo, se siente bastante el embate del viento.

Como es de esperar, su diseño interior es refinado y un poco varonil. El auto que tuve oportunidad de manejar era todo negro por dentro, sin embargo, apenas un par de detalles metálicos en bronce, ubicados en el botón de arranque y en las paletas del volante, son suficientes para darle al Jaguar el toque de sofisticación que tradicionalmente lo caracteriza.

Este es un modelo lleno de pasión y energía, exuberante para manejarlo de vez en cuando y llenarte el cuerpo de adrenalina.

PERFIL DEL JAGUAR F-TYPE S CONVERTIBLE 2015

Motor V8 Supercargado de 5.0 litros que entrega 495 HP y 460 libras pie de torsión. Transmisión automática de 8 velocidades con opción de ser operada manualmente a través de las paletas en el volante o de la palanca de cambios.

Economía de combustible: 16 mpg en ciudad / 23 mpg en carretera / 18 mpg consumo combinado.

Precio del Jaguar F-Type S Convertible: $92,000.

Precio total de la unidad de pruebas (con paquetes extra): $96,313.

 

MERCEDES-BENZ E400 CABRIOLET: EL MÁS COMPLACIENTE

Todo en el Mercedes-Benz E400 Cabriolet 2015 está diseñado para contribuir a que la experiencia del conductor sea placentera. Sus líneas estilizadas ofrecen una primera impresión de refinamiento que no se queda en el diseño exterior, sino que se extiende a su desempeño y manejo. Y así sucede en general con todas las características del auto: lo que sugiere su exterior se confirma una vez que nos sentamos al volante.

Quizás el elemento más notable y mejor logrado en el E400 es la armonía. Este Cabrio tiene el balance perfecto entre comodidad y espíritu deportivo. Es lo suficientemente confortable para no hacerte extrañar otro estilo de auto y al mismo tiempo, transmite dinamismo y espíritu atlético. Eso sí, no hay que esperar sensaciones de manejo extremas, pues cuenta con una colección de asistencias electrónicas que cuidan de que mantenga su ritmo y su exquisita amabilidad. (Los más entusiastas tienen la posibilidad de desconectar algunas de estas ayudas).

La cabina es de primera, con materiales y texturas que derrochan calidad y buen gusto. En movimiento, es muy tranquila y esta impresión no cambia ni siquiera cuando se retira de techo de lona y se maneja a cielo abierto.

Como buen Mercedes, cuenta con una interfase intuitiva y eficiente que muestra la información de manera clara y que es fácil de manipular. La unidad que tuve oportunidad de probar contaba con varios paquetes extra, entre ellos el sistema de asistencia de parqueo con cámaras capaces de mostrar los alrededores del auto, realmente impresionante.

Este es un vehículo donde la sensación de lujo siempre está presente; puedes divertirte en él, pero constantemente te recuerda que está hecho para viajar con estilo y ostentar con orgullo el buen nombre de su casa. Es un auto que en mi opinión, satisface la mayoría de los gustos.

PERFIL DEL MERCEDES-BENZ E400 CABRIOLET 2015

Motor V6 Biturbo de 3.0 litros que entrega 329 HP y 354 libras-pie de torsión. Transmisión automática de 7 velocidades con opción de ser operada manualmente a través de las paletas en el volante.

Economía de combustible: 20 mpg en ciudad / 29 mpg en carretera / 24 mpg consumo combinado.

Precio del Mercedes-Benz E400 Cabriolet 2015: $61,350.

Precio total de la unidad de pruebas (con paquetes extra): $74,300.