Lincoln MKZ Black Label y dos cosas más para probar esta semana

01_Lincoln_MKZ_2017.jpg

De regreso a la normalidad después de las vacaciones en New York y de unos días en los que Tazio no se sintió bien y se alteró toda la rutina de la casa. Esta semana estoy manejando el Lincoln MKZ Black Label 2017 y con el review de este auto, se me ocurrió compartir otras dos cosas que también estoy probando por primera vez estos días.

Auto: Lincoln MKZ Black Label

02_Lincoln_MKZ_2017.jpg

Uno de los eventos más fabulosos a los que he asistido en mi vida fue al lanzamiento de la línea Black Label de Lincoln. Recibí una invitación para acompañarlos a Pebble Beach y desde entonces siempre asocio Black Label con elegancia y lujo.

El Lincoln MKZ es un auto con mucha presencia, tiene una actitud imponente y un poco señorial –y a mí me pasa que me contagio con el espíritu del auto que estoy manejando 😃 -. Como es de esperar, la versión Black Label está un escalón más arriba en comparación al resto de la gama.

Por dentro el auto es amplio y comodísimo. En el interior, resalta mucho el tapizado de los asientos, con una piel que se ve y se siente muy fina y que ha sido tratada de manera especial para adquirir su textura y color vino tinto. Hace unos días cambiamos el carseat de Tazio y cuando estaba instalándolo en el Lincoln no podía evitar preocuparme por dañar el asiento, pero obviamente se trata de un tapizado de calidad que está preparado para soportar el uso diario.

El MKZ cuenta con varias funciones que se han convertido en mis favoritas desde que nació Tazio, como la posibilidad de encender el auto con el control de la llave (sin necesidad de estar sentada al volante) y la de no necesitar presionar ningún botón para quitar los seguros de las puertas. Esta última parece una frivolidad pero es invaluable cuando vas con un niño cargado, muchos bultos en las manos y no necesitas bucear en los compartimientos de tu bolso para encontrar la llave. El Lincoln MKZ tiene además mucha tecnología en cuanto a sistemas de entretenimiento, información y asistencias de manejo.

Como último dato me gustaría mencionar que esta versión tiene un motor V6 bastante poderoso, que le da entusiasmo a la conducción y combina bien con el ‘feeling’ elegante.

Para todo lo que ofrece este auto, el precio del Lincoln MKZ es muy razonable ($49,560). Con todas sus opciones, el precio total de la versión que estoy manejando es de $61,765.

Plus: Los dos asientos delanteros tienen disponible la función de masaje.

App: Sweat

04_sweat_app.jpg

¿No les pasa que de repente llegan al gym y no tienen idea de qué van a hacer? Bueno, a mí me pasa todo el tiempo y no tengo un entrenador privado que me asesore, así que hace unos meses bajé el app de Nike Training para seguir sus entrenamientos. La verdad me gustan bastante las rutinas, pero aún así no acabo de sentir que realmente sigo un plan consistente y efectivo.

Decidí descargar una nueva app que descubrí en las redes sociales llamada Sweat. Entre lo que más me gusta por el momento: los entrenamientos han sido diseñados específicamente para mujeres, puedes elegir tu plan de acuerdo a tus objetivos (bajar de peso, crear músculo, etc.), incluye una sección dedicada a las comidas en donde puedes elegir tu tipo de dieta y consultar hasta recetas de cocina. Lo que no me gusta: hay que pagar una suscripción mensual y para ser un app, no es barata.

Por el momento estoy en mi semana de pruebas y no he decidido si me voy a comprometer con este plan o no. El primer workout que hice siguiendo el app me dejó súper satisfecha y súper adolorida, ¡me encantó!

Receta de cocina: Garbanzos con especias al estilo Túnez

03_Garbanzos_tunez.jpg

Esta receta está incluida en el libro ‘Mediterranean Vegetarian Feast’, de la autora Aglaia Kremezi, y cada vez que paso por esta página y veo la foto me dan deseos de prepararla. Ya una vez traté y me faltaron un par de pasos, así que me propuse probar otra vez, teniendo más cuidado.

Este libro se basa en recetas típicas de los países mediterráneos y algunos de los platos que se describen aquí a mí me resultan muy exóticos. Para empezar hay varios ingredientes que no conocía y esta receta en específico incluye una mezcla de especias que lleva tanta preparación, que opté por sustituirla por la versión más sencilla que ofrece la autora.

La parte de cocinar los garbanzos es muy sencilla, en cambio, los acompañantes para servirlos necesitan de todo un proceso. Cambié algunos pasos para adaptar el plato a nuestro paladar y traté de seguir en general las instrucciones de la autora. Mi primera impresión con el resultado fue bastante positiva (¡hasta le tomé una foto!); sin embargo, a la hora de comerlo hubo algo que no me acabó de convencer. Y lo peor, una hora después de haber terminado la cena sentí que no me había caído bien la comida, y Jaime se sentía igual.

Me alegro de haber insistido con esta receta que tanto me llamaba la atención, pero creo que voy a dejarla descansar por un tiempo…

Este es el resumen de las novedades de la semana pasada. Espero que la de ustedes haya sido maravillosa.