Prueba: Mercedes-AMG S63 Cabriolet

MercedesBenz_S63_AMG_2019_01.jpg

El Mercedes-AMG S63 Cabriolet es uno de los autos más exquisitos que he tenido la oportunidad de probar. Es de esos carros que tienen tanta personalidad que te la transmiten e incluso te hacen sentir diferente cuando los estás manejando.

¿Es un convertible de dos puertas el vehículo ideal para andar con un niño de dos años? Obviamente no, pero ¡¿a quién le importa?! Por una semana dejamos el stroller en casa, nos olvidamos de las compras y nos dedicamos a disfrutar de este excelente auto.

Las formas del S63 son distintivas y Mercedes cuida mucho de mantener este diseño que es un motivo de orgullo para la marca. La versión AMG tiene varios detalles específicos que la diferencian, como la parrilla -ahora acentuada con barras verticales- y los emblemas. Sin embargo, la distinción más importante se encuentra en el corazón del auto, donde reposa un nuevo y más poderoso motor.

AMG es la división de alto rendimiento de Mercedes-Benz, los carros que llevan este emblema han sido modificados en una manera específica y preparados para tener más poder. El motor de un AMG es ensamblado a mano, lo cual otorga mayor exclusividad a estos vehículos.

El propulsor del Mercedes-AMG S63 Cabriolet es un V8 biturbo de 4.0 litros capaz de desarrollar 603 HP y 664 libras-pie de torsión. La transmisión es automática de nueve velocidades con paletas detrás del volante para cambios manuales. El sistema de manejo distribuye la tracción a las cuatro ruedas.

Según los datos oficiales de Mercedes-Benz, este vehículo es capaz de acelerar de 0 a 60 millas por hora en 3.4 segundos y su velocidad máxima ha sido limitada electrónicamente a 186 millas por hora.

El Mercedes-AMG S63 tiene diferentes modos de manejo que se adaptan a las necesidades y las preferencias del conductor. En el modo Confort -el más acertado para el tráfico y el día y día- el auto es capaz de, automáticamente, detectar cuando no se necesita tanta potencia y desactivar algunos de los cilindros de su motor, con lo cual ahorra una cantidad de combustible considerable.

Con los modos Sport y Sport+, el auto desata su magnífico desempeño, los cambios se acortan, la aceleración se dispara y el motor se divierte soltando su rugido brutal. Hay otro modo de manejo que no probé, el modo Race, creado específicamente para la pista, con una configuración diseñada para exprimir el desempeño máximo del vehículo.

La mayor parte del tiempo manejé utilizando el modo Confort, balanceado, compuesto y aún así, emocionante y dinámico.

El interior del Mercedes-AMG S63 Convertible es una oda a la calidad y al cuidado de los detalles. No hay un sitio a donde mires que no revele lujo y sensación de exclusividad. Desde las perforaciones del cuero en el tapizado hasta el metal de los botones, desde el emblema engastado en el reposabrazos hasta la pantalla donde se fusionan la belleza del diseño y los avances de la tecnología. Este auto es adictivo.

Gabrielle Chanel dijo alguna vez: “el lujo debe ser cómodo, de lo contrario, no es lujo”. Creo que la exigente Coco hubiera aprobado el Mercedes-AMG S63... Sin embargo, cada línea y cada función de este vehículo llegan acompañadas de un alto precio. Sin contar los paquetes extras, el precio inicial de este auto es $180,100.

Se vale soñar y esto fue lo que hicimos por una semana. Apenas nos subíamos al auto, Tazio me pedía: “Mamá, sin techo”. El botón para abrir el techo se encuentra escondido dentro del reposabrazos (todos los Mercedes-Benz lo tienen ahí). Un toque y el auto se descubre para ofrecer el encanto y la promesa de libertad que acompaña a un Cabriolet.

Cinco minutos después, Tazio comenzaba: “Mamá, pon el techo, me molesta el sol”. ¡Qué maravilla cuando el mecanismo del vehículo permite abrir y cerrar el techo con el carro en movimiento! Y así la pasamos, buscando excusas para salir a pasear todos los días.

Durante nuestro tiempo con el Mercedes-AMG S63 Cabriolet fuimos más cuidadosos que nunca con la limpieza para no ensuciar ni un milímetro de cuero blanco, no nos cupo nada en el maletero y acomodar a Tazio en su carseat era todo un despliegue de movimientos, pero, una vez más, ¿a quién le importa cuando vas manejando un auto que te hace sentir hermosa, poderosa y elegante? Este fue un auto perfecto, al menos por una semana…

Mi experiencia con el BMW M4 Convertible 2015

Transporte de lujo para la semana de San Valentín

El escenario es mitad de febrero en el estacionamiento de un famoso restaurante en Brickell. Apenas llego, se acercan a mi auto varios empleados del servicio de valet parking, sonrío y me recuerdo a mí misma que generalmente cuando recibo este tipo de atención masiva es porque estoy manejando un auto llamativo.

El empleado que alcanzó la puerta del conductor en primer lugar se dirige a mí, probablemente con la mejor de las intenciones…

Valet: Qué auto tan lindo, estoy seguro de que no es tuyo sino de tu esposo. Las mujeres no manejan autos tan deportivos. Es la primera vez que veo a una mujer manejando un M3.

Yo: Todavía no has visto ninguna, porque este es un M4.

Cuando dejé las llaves y salí caminando en dirección al restaurante, me sentía la mujer más satisfecha del planeta.

Puedo entender que quizás la opción de manejar un vehículo deportivo no sea la número uno para muchas mujeres. Más aún cuando estás embarazada de cinco meses; pero esto tampoco es una justificación válida para que alguien asuma que no somos capaces de elegir y conducir un vehículo de estas características (mucho menos cuando este ‘alguien’ no puede diferenciar un modelo de otro).

Personalmente siempre he disfrutado mucho de las sensaciones de manejo de los automóviles de BMW. El carácter atlético del M4 es innegable, la solidez de su respuesta y su aplomo en la carretera son admirables, sin embargo, nunca llega a perder cierta amabilidad que tan agradable hace sentarse a su volante.

El M4 Convertible, con su motor de 6 cilindros y 3.0 litros (425 HP y 406 libras-pie de torque) despliega suficiente potencia para divertir a los entusiastas. La transmisión manual de seis velocidades es sencillamente maravillosa. Hay disponible una transmisión automática con paletas detrás del volante, pero yo quedé muy feliz con la oportunidad de probar la versión manual y estoy segura de que la mayoría de los amantes de los autos compartirán este sentimiento.

Este es un vehículo que combina a la perfección deportividad y lujo. No es necesariamente el más cómodo, aunque en mi opinión resulta perfecto para el día a día. Incluso para ser un convertible, hay bastante espacio en el maletero y la amplitud de las plazas traseras es aceptable. Para el conductor y su acompañante el panorama no puede pintar mejor.

Otra razón que hizo especial este auto fue que mi tiempo junto a él coincidió con el día de San Valentín. Mi compañero resultó ser un robusto caballero que me hizo sentir segura en todo momento; soberbio y vital, logró que reevaluara mis prioridades sobre la tranquilidad. Conclusiones: Todavía no estoy lista para convertirme en una soccer mom y renunciar al placer de manejar un deportivo.

Precio: BMW M4 Convertible 2015 - $72,500

Precio total de la unidad de pruebas: $88,725

Desayuno de San Valentín para 3 (por ahora...)

Desayuno de San Valentín para 3 (por ahora...)

Buen gusto en la tapicería del BMW M4 Convertible

Buen gusto en la tapicería del BMW M4 Convertible

Mi nuevo sitio favorito para desayunar en Coral Gables: Chocolate Fashion

Mi nuevo sitio favorito para desayunar en Coral Gables: Chocolate Fashion

Este café es pequeño y siempre está lleno, pero la atención es rápida y magnífica

Este café es pequeño y siempre está lleno, pero la atención es rápida y magnífica

Así luce el M4 cuando se cierra su techo

Así luce el M4 cuando se cierra su techo

Chocolate Fashion

Chocolate Fashion

Eligiendo un postre para mi Valentine real

Eligiendo un postre para mi Valentine real

El 'badge' en los asientos se ilumina cuando se abren las puertas del auto

El 'badge' en los asientos se ilumina cuando se abren las puertas del auto

Una de las lindas imágenes en Coral Gables, Miami

Una de las lindas imágenes en Coral Gables, Miami

Topless in Miami: Los mejores convertibles de 2015

Evaluamos los autos convertibles más ‘hot’ de la temporada bajo el espectacular cielo de Miami

El opulento Ritz-Carlton de Key Biscayne fue nuestra casa una vez más para celebrar Topless in Miami 2015. En este evento anual organizado por el SAMA (Asociación de periodistas del automóvil del Sur de la Florida) un grupo de periodistas especializados en autos nos reunimos para manejar convertibles de diferentes estilos que compiten para decidir cuál es el mejor en su categoría.

Aquí las decisiones son siempre difíciles, en parte porque los fabricantes se esmeran en construir magníficos vehículos y hay que elegir entre contrincantes de mucha calidad; y en parte porque, a pesar de que hay que ser neutros, en el mundo de los autos se desborda la pasión y es entonces cuando debemos silenciar las emociones y ajustarnos a los criterios de calificación.

A la hora de evaluar un convertible hay algunos criterios básicos a tener en cuenta que no operarían para un vehículo de tipo convencional. Por ejemplo, cuánto se demora el techo en abrir y cerrar, cuánto espacio queda en el maletero una vez descubierto el auto y cuánto ruido y estabilidad se siente al manejarlo, entre otros.

Uno de los highlights de Topless in Miami 2015 fue la participación de Haartz Corporation como patrocinador del evento, esta compañía es la líder mundial en la fabricación de materiales para los techos de lona que se utilizan en los convertibles; y hay que mencionar que las tecnologías que se utilizan actualmente son muy superiores a las que existían no hace tanto, cuando los avances en el tema de seguridad no estaban tan desarrollados.

Además de la maravillosa oportunidad que representa manejar todos estos autos, la locación en el Ritz-Carlton no podría ser más ideal. Este hotel al lado del mar tiene una mezcla perfecta entre lujo, hospitalidad y privacidad que funciona divinamente. Y nunca falla en hacernos sentir bienvenidos.

Después de todo un día al volante, estos fueron los grandes campeones.

GANADORES DE TOPLESS IN MIAMI 2015

Mejor convertible de súper lujo / exótico: Rolls Royce Phantom Drophead Coupe 2015

Mejor convertible de lujo: Maserati Gran Turismo Convertible 2015

Mejor convertible de tamaño grande: Mercedes-Benz E400 Cabriolet 2015

Mejor convertible de alto desempeño: Porsche Boxster GTS 2015

Mejor convertible pequeño: Mazda MX-5 Miata 2016

Mejor convertible de 2015: Porsche Boxster GTS 2015