Prueba: Buick Envision 2019

Buick_Envision_2019_01.jpg

Viajes tranquilos y agradables en esta SUV que se adapta fácilmente a tu estilo de vida

Desde que soy mamá, las camionetas de Buick se han convertido en unas de mis favoritas. No ha sido una cuestión emocional de ‘amor a primera vista’, como me ha pasado con otros autos, es una satisfacción que ha crecido a medida que las he ido conociendo y las he manejado más.

El Buick Envision ha sido renovado para su versión 2019 y yo tuve la oportunidad de manejarlo por toda una semana. Su exterior ha sido ligeramente modificado; esta es una SUV entre pequeña y mediana, con un diseño moderado y de tendencia conservadora. Tiene capacidad para cinco pasajeros, con espacio para sentar cómodamente a tres adultos en el asiento trasero.

Mi primer contacto con cada auto generalmente es instalar el carseat. En el Buick Envision esta maniobra es sencilla y libre de drama. La disposición de las anclas es prácticamente perfecta y pude concluir mi tarea rápidamente.

Algo que también hago en el momento en que recibo un carro es guardar el stroller en el maletero – me encanta cuando se abre y se cierra al toque de un botón - . La capacidad de carga del Envision no es excepcional; con los asientos en su posición regular, después de guardar el stroller apenas queda espacio para un par de bultos más. El espacio aumenta bastante con los asientos traseros reclinados, aunque no es de los mayores en su segmento.

Desde el asiento del conductor hay amplitud en el interior, la posición de manejo se ajusta a tus necesidades sin problemas y los controles son fáciles de ubicar. Los materiales son de buena calidad y las texturas bastante agradables. En movimiento, el auto se siente confiable y determinado en su aceleración. Los viajes son muy tranquilos, gracias al silencio de la cabina.

Vale la pena destacar que la versión que tuve oportunidad de manejar fue el Buick Envision AWD Premium II, que cuenta con la ventaja de un nuevo motor turbo de 2.0 litros que llega acoplado a una transmisión automática de 9 velocidades. Esta combinación en la fuente de poder es superior a la versión estándar y es capaz de desarrollar 252 HP y 295 libras-pie de torque. Además, la tracción es integral a las cuatro ruedas.

El consumo de combustible para el Envision Premium II es de 20 millas por galón en ciudad y 25 millas por galón en carretera, para un consumo combinado de 22 millas por galón.

Los sistemas de seguridad y las asistencias de manejo son vastas, y algo que me gusta mucho de este modelo es que las alertas no son invasivas. Por ejemplo, para la alerta de tráfico cuando el auto se va a mover en reversa, el asiento te transmite una ligera vibración en las piernas, lo cual es suficiente para llamar la atención del conductor, pero no llega a sobresaltarlo.

Otro favorito de la semana fue el techo panorámico gigante (un paquete extra añadido como opción), del cual disfrutamos varias veces pues tuvimos algunos días nublados en nuestro tradicionalmente soleado Miami.

Personalmente, esta SUV me gustó. El Buick Enclave – de mayor tamaño- me gusta aún más, pero la diferencia de precio es considerable. En mi opinión, el Buick Envision es una SUV práctica, atractiva, que ofrece muchas funciones por su precio y que es capaz de ajustarse a diferentes estilos de vida.

Precio del Buick Envision AWD Premium II 2019: $43,600

Precio total de la unidad de pruebas: $49,925

Bubble Weather en compañía del BMW X3 M40i 2018

BMW_X3_M40i_2018_01.jpg

¿A quién no le gusta la temporada de ‘bubble weather’? Cuando comienza la primavera, la temperatura es tibia y las tardes comienzan a hacerse más y más largas… Esta fue la época en que tuve oportunidad de probar el BMW X3 M40i 2018.

No sé en otros círculos, pero entre mis amigas, nos referimos a este vehículo como ‘la X3’ y es raro que tengamos que decir algo más, pues todas sabemos exactamente de qué auto estamos hablando. Al menos dos de mis amigas cercanas mencionan a esta camioneta como su absoluta favorita y una de ellas renunció a seguirla manejando únicamente porque su familia creció y necesitaba un vehículo de mayor tamaño.

Para 2018, BMW rediseñó su popular X3, sin embargo, la renovación se enfocó en mejorar algunos aspectos del producto, sin intentar transformarlo de manera radical. Los cambios más significativos incluyen un aumento de sus proporciones, que se reflejan en mayor amplitud en el interior y por supuesto, ¡aún más tecnología!

La versión que tuve oportunidad de manejar fue la BMW X3 M40i, con motor TwinPower Turbo de 6 cilindros y 3.0 litros (M Performance), acoplado a una transmisión automática de 8 velocidades. Este modelo cuenta con cuatro diferentes modos de manejo, que van desde el más ahorrador (Eco) hasta la posibilidad más deportiva (Sport +). Yo me mantuve casi todo el tiempo utilizando el modo ‘Comfort’, excepto en un par de ocasiones en que cambié a ‘Sport’ en la autopista. Como es de esperar, la X3 no decepciona con la velocidad de sus reacciones, su precisión y las sensaciones de manejo que ofrece al conductor; además de esto, es perfectamente cómoda, lo cual siempre agradece cualquier mamá que se esté trasladando con sus hijos.

Aunque los autos de BMW tienen muchas virtudes, yo generalmente con la que quedo impresionada es con su tecnología. Es algo que prácticamente se respira apenas entras a la cabina. Honestamente, la semana que manejé la X3 no me bastó para explorar todas sus posibilidades y familiarizarme a fondo con el sistema. Y es que cada vez que manejo uno de estos autos, ¡descubro algo nuevo que pueden hacer! A veces siento que estoy en una película de ciencia ficción del futuro…

Si es que se puede señalar un punto no tan favorable para la tecnología de este vehículo es que su conectividad con el teléfono se dirige a los modelos de Apple, lo cual no le encantará a los usuarios de Android. El BMW X3 incluye hasta una bandeja para cargar el teléfono sin necesidad de usar cable, pero es tan moderna, que los modelos de iPhone anteriores al iPhone 8 necesitan de un dispositivo especial (Aircharge 'Made for iPhone' Wireless Charging Case), yo no lo tenía y mi iPhone es generación 6, así que tuve que poner a cargar mi teléfono de la manera tradicional.

Otro despliegue de tecnología que se encuentra en este vehículo es el sistema de visión remota en 3D, el cual permite al conductor dejar su auto estacionado y mirar lo que ocurre en los alrededores a través de la pantalla de su teléfono. Cero estrés mientras tu auto está parqueado (¡especialmente cuando hay niños en el barrio jugando alrededor!).

El BMW X3 es una de las camionetas favoritas del público y todo apunta a que seguirá siéndolo por un buen rato. Un verdadero modelo Premium.
 

El consumo de combustible del BMW X3 M40i 2018 es de 20 millas por galón en ciudad y 27 millas por galón en carretera, para un consumo combinado de 23 millas por galón.

Precio del BMW M3 X40i 2018: $54,300

Precio total de la unidad de pruebas: $65,045

Bebe y autos: Jeep Cherokee 2017

Tiene capacidad todoterreno y ofrece además mucho confort para el manejo en la ciudad

Tuve oportunidad de manejar el Jeep Cherokee 2017 por una semana en su versión Overland, la más equipada de la gama y también la más nueva en el mercado.

Al encontrarme cara a cara con este auto, lo primero que me viene a la mente es la controversia que creó cuando fue rediseñado hace unos cuatro años. Sus líneas curveadas que se alejaban de la estética tradicional de Jeep –recta y cuadrada- y sus guiños modernos, causaron gran revuelo en la industria y todavía hay quien no se acostumbra a verlo tan cambiado. Sin embargo, incluso los que no aprueban su look, se ven obligados a reconocer los méritos de su desempeño, dentro y fuera de la autopista.

El Jeep Cherokee Overland 2017 destaca por su conveniencia para la ciudad y sus habilidades todoterreno. No voy a engañar a nadie diciendo que me fui a probar su capacidad fuera de la ruta, al contrario, me dediqué a disfrutar de las conveniencias y el confort que ofrece esta versión para la vida en familia en la ciudad.

El espacio es obviamente uno de los principales requerimientos que una mamá necesita para trasladarse con su bebé –¡sin contar cuando se sube el resto de la familia!-. El Cherokee no es una SUV grande, pero me permitió instalar sin problemas el asiento del bebé y aunque la parte trasera no admite llevar mucha carga, la amplitud fue suficiente para transportar algunas bolsas y un stroller ligero.

La unidad que tuve oportunidad de manejar contaba con el motor V6 de 3.2 litros, acoplado a la transmisión de nueve velocidades, una combinación que al volante se siente robusta y poderosa, y que se complementa con la tranquilidad que reina en la cabina.

El consumo de combustible para el Overland 4x4 es de 18 mpg en la ciudad y 26 mpg en carretera, para un consumo combinado de 21 mpg.

Entre los atributos que más me gustaron de esta versión se encuentran las múltiples asistencias de manejo y sistemas de seguridad del Cherokee, elevados a la máxima expresión en el tope de gama Overland. Además de alertas tales como la de abandono de carril y el monitoreo de puntos ciegos, mi auto contaba además con un paquete extra de tecnología, que incluía hasta un sistema diseñado para reaccionar ante una colisión inminente y mitigarla.

En cuanto al interior, vale la pena destacar la comodidad, tanto para los asientos delanteros como para los traseros, con varias posibilidades de ajustes. En el Cherokee Overland las butacas, el volante y el panel de instrumentos se encuentran recubiertos con una especie de piel agradable al tacto. La pantalla en la consola central es de 8.4 pulgadas, intuitiva y fácil de manipular. Todo el ambiente en general transmite la sensación de que ha sido elaborado con esmero.

Hay muchas opciones en el mercado para quienes buscan comprar una SUV pequeña, hay otros vehículos más enfocadas al manejo deportivo o que ofrecen más capacidad de carga. Frente a la competencia, el Jeep Cherokee se impone con una cualidad indiscutible: su destreza dentro y fuera de la ruta. Es así como este auto demuestra que los genes de la familia Jeep prevalecen en su espíritu, más allá del diseño de sus líneas.

Precio del Jeep Cherokee Overland 4x4 2017: $37,695

Precio total de la unidad de pruebas: $43,730