Celebrando el 4 de julio

2018_4_of_july_01.jpg

Una de mis nuevas metas es celebrar las fechas festivas más importantes. El 4 de julio pasado todavía Tazio era prácticamente un bebé, así que lo único que hicimos fue pasar el día en la piscina y comer un montón de estrellas de melón. Este año fue diferente, empecé a hablarle de la fecha que celebraríamos días antes y estaba realmente entusiasmado cada vez que veía alguna bandera.

Cuando creces en Cuba, un país donde ni siquiera existía el derecho al voto, te cambia la perspectiva a la hora de valorar libertades que a veces se toman como algo natural, pero para muchas personas ¡son un sueño! Yo estaré siempre agradecida a México y Estados Unidos por permitirme hacer de ellos mi hogar y estoy feliz de poder celebrar sus fechas patrias.

En fin, nuestro plan era ir a casa de la familia de Jaime y pasar allí la tarde. La casa da a un lago y es muy agradable meterse al agua para refrescar del calor del verano de Miami. Ya Tazio había tenido aquí su primera experiencia en jet sky. Esta vez dimos un paseo alrededor del lago en bote y Tazio vio a su papá practicando wakeboarding. Al principio estaba un poco ansioso, pero luego comenzó a divertirse muchísimo y se moría de risa cuando Jaime se caía al agua y teníamos que ‘rescatarlo’.

Otros ‘first’ para Tazio fueron comer mazorca de maíz recién salida de la parrilla y por supuesto, ver los fuegos artificiales que ¡le encantaron! Me hubiera gustado llevarlo a un show mayor, pero creo que al final fue mejor así, para que se acostumbre a ellos poco a poco. Aunque fue una tarde tranquila, él llegó ondeando su bandera chiquita y siento que de alguna manera sabía que todo estaba relacionado con esas estrellas y barras que tanto le gustan.   

Para el próximo año quiero preparar alguna receta especial o algún postre con los colores de la bandera. Ya veremos…

Espero que todos hayan tenido una semana fabulosa y que estén empezando esta con mucha felicidad y energía. Quiero comenzar a postear más sobre nuestras actividades en Miami y nuestro lifestyle regular, así que ¡no se pierdan!

Love,

Odette

Lincoln MKZ Black Label y dos cosas más para probar esta semana

01_Lincoln_MKZ_2017.jpg

De regreso a la normalidad después de las vacaciones en New York y de unos días en los que Tazio no se sintió bien y se alteró toda la rutina de la casa. Esta semana estoy manejando el Lincoln MKZ Black Label 2017 y con el review de este auto, se me ocurrió compartir otras dos cosas que también estoy probando por primera vez estos días.

Auto: Lincoln MKZ Black Label

02_Lincoln_MKZ_2017.jpg

Uno de los eventos más fabulosos a los que he asistido en mi vida fue al lanzamiento de la línea Black Label de Lincoln. Recibí una invitación para acompañarlos a Pebble Beach y desde entonces siempre asocio Black Label con elegancia y lujo.

El Lincoln MKZ es un auto con mucha presencia, tiene una actitud imponente y un poco señorial –y a mí me pasa que me contagio con el espíritu del auto que estoy manejando 😃 -. Como es de esperar, la versión Black Label está un escalón más arriba en comparación al resto de la gama.

Por dentro el auto es amplio y comodísimo. En el interior, resalta mucho el tapizado de los asientos, con una piel que se ve y se siente muy fina y que ha sido tratada de manera especial para adquirir su textura y color vino tinto. Hace unos días cambiamos el carseat de Tazio y cuando estaba instalándolo en el Lincoln no podía evitar preocuparme por dañar el asiento, pero obviamente se trata de un tapizado de calidad que está preparado para soportar el uso diario.

El MKZ cuenta con varias funciones que se han convertido en mis favoritas desde que nació Tazio, como la posibilidad de encender el auto con el control de la llave (sin necesidad de estar sentada al volante) y la de no necesitar presionar ningún botón para quitar los seguros de las puertas. Esta última parece una frivolidad pero es invaluable cuando vas con un niño cargado, muchos bultos en las manos y no necesitas bucear en los compartimientos de tu bolso para encontrar la llave. El Lincoln MKZ tiene además mucha tecnología en cuanto a sistemas de entretenimiento, información y asistencias de manejo.

Como último dato me gustaría mencionar que esta versión tiene un motor V6 bastante poderoso, que le da entusiasmo a la conducción y combina bien con el ‘feeling’ elegante.

Para todo lo que ofrece este auto, el precio del Lincoln MKZ es muy razonable ($49,560). Con todas sus opciones, el precio total de la versión que estoy manejando es de $61,765.

Plus: Los dos asientos delanteros tienen disponible la función de masaje.

App: Sweat

04_sweat_app.jpg

¿No les pasa que de repente llegan al gym y no tienen idea de qué van a hacer? Bueno, a mí me pasa todo el tiempo y no tengo un entrenador privado que me asesore, así que hace unos meses bajé el app de Nike Training para seguir sus entrenamientos. La verdad me gustan bastante las rutinas, pero aún así no acabo de sentir que realmente sigo un plan consistente y efectivo.

Decidí descargar una nueva app que descubrí en las redes sociales llamada Sweat. Entre lo que más me gusta por el momento: los entrenamientos han sido diseñados específicamente para mujeres, puedes elegir tu plan de acuerdo a tus objetivos (bajar de peso, crear músculo, etc.), incluye una sección dedicada a las comidas en donde puedes elegir tu tipo de dieta y consultar hasta recetas de cocina. Lo que no me gusta: hay que pagar una suscripción mensual y para ser un app, no es barata.

Por el momento estoy en mi semana de pruebas y no he decidido si me voy a comprometer con este plan o no. El primer workout que hice siguiendo el app me dejó súper satisfecha y súper adolorida, ¡me encantó!

Receta de cocina: Garbanzos con especias al estilo Túnez

03_Garbanzos_tunez.jpg

Esta receta está incluida en el libro ‘Mediterranean Vegetarian Feast’, de la autora Aglaia Kremezi, y cada vez que paso por esta página y veo la foto me dan deseos de prepararla. Ya una vez traté y me faltaron un par de pasos, así que me propuse probar otra vez, teniendo más cuidado.

Este libro se basa en recetas típicas de los países mediterráneos y algunos de los platos que se describen aquí a mí me resultan muy exóticos. Para empezar hay varios ingredientes que no conocía y esta receta en específico incluye una mezcla de especias que lleva tanta preparación, que opté por sustituirla por la versión más sencilla que ofrece la autora.

La parte de cocinar los garbanzos es muy sencilla, en cambio, los acompañantes para servirlos necesitan de todo un proceso. Cambié algunos pasos para adaptar el plato a nuestro paladar y traté de seguir en general las instrucciones de la autora. Mi primera impresión con el resultado fue bastante positiva (¡hasta le tomé una foto!); sin embargo, a la hora de comerlo hubo algo que no me acabó de convencer. Y lo peor, una hora después de haber terminado la cena sentí que no me había caído bien la comida, y Jaime se sentía igual.

Me alegro de haber insistido con esta receta que tanto me llamaba la atención, pero creo que voy a dejarla descansar por un tiempo…

Este es el resumen de las novedades de la semana pasada. Espero que la de ustedes haya sido maravillosa.

Viajes: 24 horas de Daytona

Daytona24_2018_01.jpg

Nos fuimos al legendario circuito de velocidad de Daytona para ver la carrera

Se acabó el primer mes de 2018 y ha sido uno de los mejores eneros de mi vida; hicimos nuestro primer viaje del año y fue nada más y nada menos que para ver la carrera de las 24 horas de Daytona (¡que llevaba largo rato en mi lista de deseos!).

Salimos el jueves en la tarde, después de que Luca terminara la escuela, o sea, ¡a la hora en que comienza el tráfico! Pero no sé si eran las ganas que yo tenía de ir que ni eso me pareció tan mal (ja). La ruta por carretera es de 300 millas y fuimos a bordo del Mazda CX9 2018. Llevábamos de todo, súper abrigos porque el clima cambia frecuentemente durante las 24 horas que dura la carrera, impermeables, comida, stroller y hasta los libros de la escuela de Luca; aun así, el espacio nos alcanzó sin problemas.

Nos quedamos en un hotel justo enfrente del circuito –Daytona International Speedway- lo que fue muy conveniente para los traslados, sobre todo porque Tazio, con un año y medio, necesita más tiempo para descansar.

Mi primera sorpresa fue el viernes, cuando tuve oportunidad de que me dieran una vuelta rápida por la pista. Cuando llegó la hora de subirme al auto pensé que tendría algún temor o al menos mariposas en el estómago, pero nada de eso sucedió, solo sentí una profunda alegría de poder estar recorriendo el mismo espacio por el que han competido tantos pilotos legendarios. ¡Ese momento superó todas las expectativas que tenía para este viaje!

VIDEO: VUELTA RÁPIDA CON MAZDA EN DAYTONA

El día del comienzo de la carrera fue el más emocionante, por supuesto, estuvimos en el medio de la pista viendo desfilar a los pilotos, jugando en la yerba y simplemente disfrutando de la experiencia de estar ahí. Entre las cosas que quiero recordar: Tazio tomando agua de coco en el medio del circuito de Daytona y persiguiendo a Luca con mi cámara en la mano como si estuviera grabando un video; cuando se escucha el llamado de ‘Gentlemen, start your engines’ y todos los motores empiezan a rugir al mismo tiempo; nosotros sentados entre las gradas vacías, con Jaime cargando a Tazio dormido y sintiéndonos tan cómodos como si estuviéramos en casa…

Fuero muchas las emociones durante las 24 horas que dura la carrera. Hubiésemos deseado que los prototipos de Mazda lograran un mejor desempeño en su debut, pero después de haber compartido con el equipo, no nos quedó ninguna duda de su compromiso con el deporte motor y estoy segura de que van a dar de que hablar en los próximos eventos. Otro highlight del fin de semana fue el lanzamiento de la línea de ropa de Mazda Motorsports. El domingo usé uno de sus abrigos y me encantó porque es calentito y súper suave. Ya les contaré cuando utilice alguna de sus otras piezas.

El domingo regresamos a casa, a ver al perrito y a prepararnos para regresar a las tareas de costumbre. Es increíble como unos días fuera de la ciudad pueden servir para refrescar tanto. ¡Espero que podamos repetir pronto!  

VIDEO: 24 HORAS DE DAYTONA 2018