Prueba: Jeep Wrangler Unlimited Rubicon 4x4

Jeep_Wrangler_Rubicon_01.jpg

El Jeep Wrangler se ha convertido con los años en la mejor versión de sí mismo

Muchas decisiones de compra comienzan con las emociones y luego el corazón se las arregla para convencer a la cabeza de qué es lo correcto. Esta tendencia no es ajena a los autos, especialmente aquellos que representan una cultura o un determinado estilo de vida.

Jeep Wrangler Unlimited Rubicon 4x4, el típico carro que, desde que lo ves llegar, comienza a transmitirte su personalidad y los deseos de irte de aventura. Parece magia, y no estoy exagerando si afirmo que también impresionó a mi hijo de dos años. “Quiero ir a pasear en el Jeep mamá”, comenzó a decir en el momento en que me lo entregaron y no paró de repetirlo en toda la semana.

Imponente, con sus luces redondas, su parrilla de barras y un diseño característico que se reconoce inmediatamente, el Jeep Wrangler se ha convertido con los años en la mejor versión de sí mismo.

Jeep_Wrangler_Rubicon_02.jpg

Para 2018, FCA decidió renovar este vehículo a fondo, con el objetivo de mejorar su legendaria capacidad y hacerlo más atractivo a los ojos de un público que cada día es más exigente.

Ante todo, el fabricante lo hizo crecer, el Wrangler es ahora más largo, más ancho y más alto, con lo cual ofrece mayor espacio en el interior para sus ocupantes.

Destaca el nuevo motor turbocargado de 2.0 litros con cuatro cilindros en línea, acoplado a una también nueva transmisión automática de ocho velocidades; la planta de poder presente en la versión que tuve oportunidad de manejar.

Jeep_Wrangler_Rubicon_03.jpg

Entre las diferentes versiones disponibles del Jeep Wrangler, el Rubicon es el indiscutible rey del off-road. No quiero ponerme a enumerar cada descripción técnica de este vehículo – llantas todoterreno de 33 pulgadas, nueva generación de ejes Dana para trabajo pesado o diferenciales de bloqueo electrónico Tru-Lock para una óptima tracción -. Este un lenguaje complicado para quienes no están familiarizados con él; es más sencillo y acertado decir que en este momento en el mercado, no existe otra SUV con la capacidad todoterreno de este auto.

El interior luce bastante moderno y es funcional, con controles que se localizan fácilmente e integración de las nuevas tecnologías que son ahora un ‘must’ en la industria.

Al volante, el Jeep Wrangler se siente eficiente y con buena respuesta, la aceleración es robusta y la nueva transmisión opera de manera precisa. No tiene la suavidad de manejo o la tranquilidad en la cabina que encontramos en otros autos, pero nadie que se sube a un Jeep está esperando flotar sobre un colchón de plumas. ¡Es un Jeep!

En cuanto al consumo de combustible, las cifras de este vehículo se mueven entre las 22 millas por galón en la ciudad y las 24 millas por galón en carretera, para un consumo combinado de 22 millas por galón.

Me gustó mucho este auto y lo disfruté todo lo que pude durante una semana. Desde los detalles como los emblemas y las costuras en rojo, hasta sus líneas cuadradas y su carácter dominante. Todo me gustó. ¿Ya comenté que el color de su pintura exterior se llama “Mojito!”?

Jeep_Wrangler_Rubicon_04.jpg

Si yo estuviera enfrentando una decisión de compra tendría que preguntarme: ¿Es el Jeep Wrangler Unlimited Rubicon el auto que yo necesito en este momento? La respuesta honesta es no. Excepto en ocasiones muy especiales, la mayoría del tiempo estaría desaprovechando la fabulosa capacidad todoterreno que constituye el corazón de este auto. Aún sabiendo esto, ¿sería capaz el corazón de convencer a la cabeza de comprarlo? Probablemente sí. Y así de poderosos son el influjo y la tradición de Jeep.

Precio del Jeep Wrangler Unlimited Rubicon 4x4 2018: $41,445

Precio total de la unidad de pruebas: $53,900

Prueba: Mercedes-AMG S63 Cabriolet

MercedesBenz_S63_AMG_2019_01.jpg

El Mercedes-AMG S63 Cabriolet es uno de los autos más exquisitos que he tenido la oportunidad de probar. Es de esos carros que tienen tanta personalidad que te la transmiten e incluso te hacen sentir diferente cuando los estás manejando.

¿Es un convertible de dos puertas el vehículo ideal para andar con un niño de dos años? Obviamente no, pero ¡¿a quién le importa?! Por una semana dejamos el stroller en casa, nos olvidamos de las compras y nos dedicamos a disfrutar de este excelente auto.

Las formas del S63 son distintivas y Mercedes cuida mucho de mantener este diseño que es un motivo de orgullo para la marca. La versión AMG tiene varios detalles específicos que la diferencian, como la parrilla -ahora acentuada con barras verticales- y los emblemas. Sin embargo, la distinción más importante se encuentra en el corazón del auto, donde reposa un nuevo y más poderoso motor.

AMG es la división de alto rendimiento de Mercedes-Benz, los carros que llevan este emblema han sido modificados en una manera específica y preparados para tener más poder. El motor de un AMG es ensamblado a mano, lo cual otorga mayor exclusividad a estos vehículos.

El propulsor del Mercedes-AMG S63 Cabriolet es un V8 biturbo de 4.0 litros capaz de desarrollar 603 HP y 664 libras-pie de torsión. La transmisión es automática de nueve velocidades con paletas detrás del volante para cambios manuales. El sistema de manejo distribuye la tracción a las cuatro ruedas.

Según los datos oficiales de Mercedes-Benz, este vehículo es capaz de acelerar de 0 a 60 millas por hora en 3.4 segundos y su velocidad máxima ha sido limitada electrónicamente a 186 millas por hora.

El Mercedes-AMG S63 tiene diferentes modos de manejo que se adaptan a las necesidades y las preferencias del conductor. En el modo Confort -el más acertado para el tráfico y el día y día- el auto es capaz de, automáticamente, detectar cuando no se necesita tanta potencia y desactivar algunos de los cilindros de su motor, con lo cual ahorra una cantidad de combustible considerable.

Con los modos Sport y Sport+, el auto desata su magnífico desempeño, los cambios se acortan, la aceleración se dispara y el motor se divierte soltando su rugido brutal. Hay otro modo de manejo que no probé, el modo Race, creado específicamente para la pista, con una configuración diseñada para exprimir el desempeño máximo del vehículo.

La mayor parte del tiempo manejé utilizando el modo Confort, balanceado, compuesto y aún así, emocionante y dinámico.

El interior del Mercedes-AMG S63 Convertible es una oda a la calidad y al cuidado de los detalles. No hay un sitio a donde mires que no revele lujo y sensación de exclusividad. Desde las perforaciones del cuero en el tapizado hasta el metal de los botones, desde el emblema engastado en el reposabrazos hasta la pantalla donde se fusionan la belleza del diseño y los avances de la tecnología. Este auto es adictivo.

Gabrielle Chanel dijo alguna vez: “el lujo debe ser cómodo, de lo contrario, no es lujo”. Creo que la exigente Coco hubiera aprobado el Mercedes-AMG S63... Sin embargo, cada línea y cada función de este vehículo llegan acompañadas de un alto precio. Sin contar los paquetes extras, el precio inicial de este auto es $180,100.

Se vale soñar y esto fue lo que hicimos por una semana. Apenas nos subíamos al auto, Tazio me pedía: “Mamá, sin techo”. El botón para abrir el techo se encuentra escondido dentro del reposabrazos (todos los Mercedes-Benz lo tienen ahí). Un toque y el auto se descubre para ofrecer el encanto y la promesa de libertad que acompaña a un Cabriolet.

Cinco minutos después, Tazio comenzaba: “Mamá, pon el techo, me molesta el sol”. ¡Qué maravilla cuando el mecanismo del vehículo permite abrir y cerrar el techo con el carro en movimiento! Y así la pasamos, buscando excusas para salir a pasear todos los días.

Durante nuestro tiempo con el Mercedes-AMG S63 Cabriolet fuimos más cuidadosos que nunca con la limpieza para no ensuciar ni un milímetro de cuero blanco, no nos cupo nada en el maletero y acomodar a Tazio en su carseat era todo un despliegue de movimientos, pero, una vez más, ¿a quién le importa cuando vas manejando un auto que te hace sentir hermosa, poderosa y elegante? Este fue un auto perfecto, al menos por una semana…

Prueba: Buick Envision 2019

Buick_Envision_2019_01.jpg

Viajes tranquilos y agradables en esta SUV que se adapta fácilmente a tu estilo de vida

Desde que soy mamá, las camionetas de Buick se han convertido en unas de mis favoritas. No ha sido una cuestión emocional de ‘amor a primera vista’, como me ha pasado con otros autos, es una satisfacción que ha crecido a medida que las he ido conociendo y las he manejado más.

El Buick Envision ha sido renovado para su versión 2019 y yo tuve la oportunidad de manejarlo por toda una semana. Su exterior ha sido ligeramente modificado; esta es una SUV entre pequeña y mediana, con un diseño moderado y de tendencia conservadora. Tiene capacidad para cinco pasajeros, con espacio para sentar cómodamente a tres adultos en el asiento trasero.

Mi primer contacto con cada auto generalmente es instalar el carseat. En el Buick Envision esta maniobra es sencilla y libre de drama. La disposición de las anclas es prácticamente perfecta y pude concluir mi tarea rápidamente.

Algo que también hago en el momento en que recibo un carro es guardar el stroller en el maletero – me encanta cuando se abre y se cierra al toque de un botón - . La capacidad de carga del Envision no es excepcional; con los asientos en su posición regular, después de guardar el stroller apenas queda espacio para un par de bultos más. El espacio aumenta bastante con los asientos traseros reclinados, aunque no es de los mayores en su segmento.

Desde el asiento del conductor hay amplitud en el interior, la posición de manejo se ajusta a tus necesidades sin problemas y los controles son fáciles de ubicar. Los materiales son de buena calidad y las texturas bastante agradables. En movimiento, el auto se siente confiable y determinado en su aceleración. Los viajes son muy tranquilos, gracias al silencio de la cabina.

Vale la pena destacar que la versión que tuve oportunidad de manejar fue el Buick Envision AWD Premium II, que cuenta con la ventaja de un nuevo motor turbo de 2.0 litros que llega acoplado a una transmisión automática de 9 velocidades. Esta combinación en la fuente de poder es superior a la versión estándar y es capaz de desarrollar 252 HP y 295 libras-pie de torque. Además, la tracción es integral a las cuatro ruedas.

El consumo de combustible para el Envision Premium II es de 20 millas por galón en ciudad y 25 millas por galón en carretera, para un consumo combinado de 22 millas por galón.

Los sistemas de seguridad y las asistencias de manejo son vastas, y algo que me gusta mucho de este modelo es que las alertas no son invasivas. Por ejemplo, para la alerta de tráfico cuando el auto se va a mover en reversa, el asiento te transmite una ligera vibración en las piernas, lo cual es suficiente para llamar la atención del conductor, pero no llega a sobresaltarlo.

Otro favorito de la semana fue el techo panorámico gigante (un paquete extra añadido como opción), del cual disfrutamos varias veces pues tuvimos algunos días nublados en nuestro tradicionalmente soleado Miami.

Personalmente, esta SUV me gustó. El Buick Enclave – de mayor tamaño- me gusta aún más, pero la diferencia de precio es considerable. En mi opinión, el Buick Envision es una SUV práctica, atractiva, que ofrece muchas funciones por su precio y que es capaz de ajustarse a diferentes estilos de vida.

Precio del Buick Envision AWD Premium II 2019: $43,600

Precio total de la unidad de pruebas: $49,925