Prueba: Buick Envision 2019

Buick_Envision_2019_01.jpg

Viajes tranquilos y agradables en esta SUV que se adapta fácilmente a tu estilo de vida

Desde que soy mamá, las camionetas de Buick se han convertido en unas de mis favoritas. No ha sido una cuestión emocional de ‘amor a primera vista’, como me ha pasado con otros autos, es una satisfacción que ha crecido a medida que las he ido conociendo y las he manejado más.

El Buick Envision ha sido renovado para su versión 2019 y yo tuve la oportunidad de manejarlo por toda una semana. Su exterior ha sido ligeramente modificado; esta es una SUV entre pequeña y mediana, con un diseño moderado y de tendencia conservadora. Tiene capacidad para cinco pasajeros, con espacio para sentar cómodamente a tres adultos en el asiento trasero.

Mi primer contacto con cada auto generalmente es instalar el carseat. En el Buick Envision esta maniobra es sencilla y libre de drama. La disposición de las anclas es prácticamente perfecta y pude concluir mi tarea rápidamente.

Algo que también hago en el momento en que recibo un carro es guardar el stroller en el maletero – me encanta cuando se abre y se cierra al toque de un botón - . La capacidad de carga del Envision no es excepcional; con los asientos en su posición regular, después de guardar el stroller apenas queda espacio para un par de bultos más. El espacio aumenta bastante con los asientos traseros reclinados, aunque no es de los mayores en su segmento.

Desde el asiento del conductor hay amplitud en el interior, la posición de manejo se ajusta a tus necesidades sin problemas y los controles son fáciles de ubicar. Los materiales son de buena calidad y las texturas bastante agradables. En movimiento, el auto se siente confiable y determinado en su aceleración. Los viajes son muy tranquilos, gracias al silencio de la cabina.

Vale la pena destacar que la versión que tuve oportunidad de manejar fue el Buick Envision AWD Premium II, que cuenta con la ventaja de un nuevo motor turbo de 2.0 litros que llega acoplado a una transmisión automática de 9 velocidades. Esta combinación en la fuente de poder es superior a la versión estándar y es capaz de desarrollar 252 HP y 295 libras-pie de torque. Además, la tracción es integral a las cuatro ruedas.

El consumo de combustible para el Envision Premium II es de 20 millas por galón en ciudad y 25 millas por galón en carretera, para un consumo combinado de 22 millas por galón.

Los sistemas de seguridad y las asistencias de manejo son vastas, y algo que me gusta mucho de este modelo es que las alertas no son invasivas. Por ejemplo, para la alerta de tráfico cuando el auto se va a mover en reversa, el asiento te transmite una ligera vibración en las piernas, lo cual es suficiente para llamar la atención del conductor, pero no llega a sobresaltarlo.

Otro favorito de la semana fue el techo panorámico gigante (un paquete extra añadido como opción), del cual disfrutamos varias veces pues tuvimos algunos días nublados en nuestro tradicionalmente soleado Miami.

Personalmente, esta SUV me gustó. El Buick Enclave – de mayor tamaño- me gusta aún más, pero la diferencia de precio es considerable. En mi opinión, el Buick Envision es una SUV práctica, atractiva, que ofrece muchas funciones por su precio y que es capaz de ajustarse a diferentes estilos de vida.

Precio del Buick Envision AWD Premium II 2019: $43,600

Precio total de la unidad de pruebas: $49,925