Manejando el BMW 540i 2017

BMW_540i_2017_01.jpg

Uno de mis autos favoritos de 2017

Recuerdo perfectamente el momento en que me entregaron este auto para manejarlo, la nueva serie 5 de BMW, totalmente renovada para 2017. Nueva plataforma, nuevos motores… el modelo obviamente ha cambiado, pero el auto llega con la misma presencia determinada y hasta un poquito arrogante que lo caracteriza. Es un producto muy exitoso para la marca, y cada transformación no hace más que añadir nuevos admiradores a su lista.

En general disfruto mucho conduciendo los autos de BMW, son vehículos orientados al manejo, pero capaces de ofrecer una experiencia sofisticada y también comodidad. En el caso del BMW 540i en especial, me deslumbró toda la tecnología que incorpora, que prácticamente se respira desde el momento en que entras al auto.

Al centro de la consola se eleva la pantalla que provee la información del sistema iDrive de BMW. La navegación dentro del sistema se puede hacer lo mismo por comandos de voz que por gestos con la mano (sin ni siquiera tocar la pantalla), y también a través del botón ubicado al lado del conductor en la consola central –la opción más conservadora-.

Otro despliegue de tecnología lo ofrece el sistema de parqueo, que permite que el BMW Serie 5 se mueva hacia delante y hacia atrás usando solamente la llave, sin necesidad de estar sentado al volante del auto. Esta función ha sido creada pensando en los lugares de estacionamiento estrechos, donde el conductor o los pasajeros no van a tener espacio para abrir la puerta. La probamos en casa y es relativamente fácil de usar, siempre y cuando el auto se encuentre perfectamente alineado para el espacio de parqueo, de otra manera no se activa.

Los modos de manejo del BMW 540i son Eco Pro, Confort y Sport. El propulsor es el TwinPower Turbo, con 6 cilindros en línea y 3.0 litros, que trabaja acoplado a una transmisión automática de 8 velocidades (con opción de cambios a través de paletas ubicadas detrás del volante).

El consumo de combustible es de 20 millas por galón en la ciudad y 30 millas por galón en carretera, para un consumo combinado de 24 millas por galón.

Honestamente no se me ocurre nada negativo que señalarle a este auto, a excepción quizás de su precio, que empieza alto -como buen sedán de lujo-, y se incrementa considerablemente con cada opción que se le agrega (mi unidad de pruebas contaba con varios paquetes extra). En resumen, el BMW Serie 5 es espectacular, pero no está hecho para cualquier presupuesto. Hay que tener claro ese punto si se piensa adquirir este auto porque la idea es tener una experiencia de lujo, y el lujo no combina bien con el estrés.

A Luca le encantó este auto, así que el BMW Serie 5 tiene seguidores garantizados en las nuevas generaciones.

Precio del BMW 540i 2017 Sedan: $56,450

Precio total de la unidad de pruebas: $81,910