Prueba: Genesis G80 2017

Con su nuevo y flamante nombre, el Genesis G80 gana relevancia entre la gama de productos de Hyundai

La propuesta de Hyundai a favor del segmento de los autos de lujo es tan determinada, que el fabricante ha decidido eliminar el nombre familiar de los títulos del antiguo Hyundai Genesis y darlo a conocer como Genesis G80, convirtiendo así al Genesis en una marca independiente.

Desde el lanzamiento de este modelo en 2009, nadie ha cuestionado la calidad y el valor que ofrece el Genesis; sin embargo, es difícil entrar a competir en un campo tradicionalmente dominado por pesos del calibre de Cadillac, BMW o Mercedes Benz.

El Genesis es un sedán de cuatro puertas, con líneas dinámicas y proporciones en armonía; su diseño es fluido con ese toque agresivo que tanto busca la estética moderna, pero lo suficientemente convencional para demostrar su carácter de ‘negocios’.

La unidad de pruebas que tuve oportunidad de manejar fue el Genesis G80 RWD 5.0 Ultimate, que cuenta con el motor más potente, el V8 GDI de 5.0 litros, acoplado a una transmisión automática de 8 velocidades. Esta combinación es capaz de desarrollar 420 HP y 383 libras-pie de torsión. Para los entusiastas, hay paletas de cambios detrás del volante.

El consumo de combustible para este propulsor es de 15 millas por galón en ciudad y 23 millas por galón en carretera, para un consumo combinado de 18 millas por galón.

El interior del Genesis es amplio, con abundante espacio, lo mismo para los ocupantes que en el maletero. Los materiales tienen muy buena calidad, con detalles y acabados cuidadosos en un ambiente con tendencia conservadora. En el panel de instrumentos los controles han sido dispuestos diligentemente para facilitar su acceso, siguiendo el mismo aire sobrio. No hay nada en la cabina que delate un error o parezca económico. La única crítica que he leído se refería a que los asientos delanteros no tienen las infinitas posibilidades de ajuste que muestran otras marcas; en la práctica, a mí me parecieron muy cómodos.

El manejo del auto es preciso y reposado, con una poderosa respuesta del auto, evidente sobre todo en la aceleración. Uno de los elementos más lujosos del G80 es la tranquilidad de la cabina, que permanece aislada de los ruidos del exterior.

En cuanto a seguridad, el Genesis G80 2017 Ultimate cuenta con frenos antibloqueo, controles de estabilidad y tracción, 9 bolsas de aire –incluyendo una para las rodillas del conductor-, detección de puntos ciegos, sistema de alerta de tráfico cruzado y sistema de alerta de cambio de carril, entre sus funciones más destacadas.

Aunque el uso que yo le di a este auto fue puramente familiar, el Genesis G80 desprende una personalidad de negocios. Es un vehículo que te invita a vestir un blazer y usar zapatos altos.

Entre sedanes grandes de lujo, el precio de este vehículo es considerablemente más asequible que el de los modelos que se encuentran a la cabeza del segmento. Sin embargo, el mayor reto del Genesis G80 es igualar el nombre de sus competidores. No basta con ofrecer un gran producto, también hay que cambiar la mentalidad de los consumidores. Al parecer, Hyundai sabe cuál es el camino…

Precio del Genesis G80 5.0 Ultimate: $54,550

Precio total de la unidad de pruebas: $55,715