Bebe y autos: Jeep Cherokee 2017

Tiene capacidad todoterreno y ofrece además mucho confort para el manejo en la ciudad

Tuve oportunidad de manejar el Jeep Cherokee 2017 por una semana en su versión Overland, la más equipada de la gama y también la más nueva en el mercado.

Al encontrarme cara a cara con este auto, lo primero que me viene a la mente es la controversia que creó cuando fue rediseñado hace unos cuatro años. Sus líneas curveadas que se alejaban de la estética tradicional de Jeep –recta y cuadrada- y sus guiños modernos, causaron gran revuelo en la industria y todavía hay quien no se acostumbra a verlo tan cambiado. Sin embargo, incluso los que no aprueban su look, se ven obligados a reconocer los méritos de su desempeño, dentro y fuera de la autopista.

El Jeep Cherokee Overland 2017 destaca por su conveniencia para la ciudad y sus habilidades todoterreno. No voy a engañar a nadie diciendo que me fui a probar su capacidad fuera de la ruta, al contrario, me dediqué a disfrutar de las conveniencias y el confort que ofrece esta versión para la vida en familia en la ciudad.

El espacio es obviamente uno de los principales requerimientos que una mamá necesita para trasladarse con su bebé –¡sin contar cuando se sube el resto de la familia!-. El Cherokee no es una SUV grande, pero me permitió instalar sin problemas el asiento del bebé y aunque la parte trasera no admite llevar mucha carga, la amplitud fue suficiente para transportar algunas bolsas y un stroller ligero.

La unidad que tuve oportunidad de manejar contaba con el motor V6 de 3.2 litros, acoplado a la transmisión de nueve velocidades, una combinación que al volante se siente robusta y poderosa, y que se complementa con la tranquilidad que reina en la cabina.

El consumo de combustible para el Overland 4x4 es de 18 mpg en la ciudad y 26 mpg en carretera, para un consumo combinado de 21 mpg.

Entre los atributos que más me gustaron de esta versión se encuentran las múltiples asistencias de manejo y sistemas de seguridad del Cherokee, elevados a la máxima expresión en el tope de gama Overland. Además de alertas tales como la de abandono de carril y el monitoreo de puntos ciegos, mi auto contaba además con un paquete extra de tecnología, que incluía hasta un sistema diseñado para reaccionar ante una colisión inminente y mitigarla.

En cuanto al interior, vale la pena destacar la comodidad, tanto para los asientos delanteros como para los traseros, con varias posibilidades de ajustes. En el Cherokee Overland las butacas, el volante y el panel de instrumentos se encuentran recubiertos con una especie de piel agradable al tacto. La pantalla en la consola central es de 8.4 pulgadas, intuitiva y fácil de manipular. Todo el ambiente en general transmite la sensación de que ha sido elaborado con esmero.

Hay muchas opciones en el mercado para quienes buscan comprar una SUV pequeña, hay otros vehículos más enfocadas al manejo deportivo o que ofrecen más capacidad de carga. Frente a la competencia, el Jeep Cherokee se impone con una cualidad indiscutible: su destreza dentro y fuera de la ruta. Es así como este auto demuestra que los genes de la familia Jeep prevalecen en su espíritu, más allá del diseño de sus líneas.

Precio del Jeep Cherokee Overland 4x4 2017: $37,695

Precio total de la unidad de pruebas: $43,730