Bebe y autos: Infiniti Q50 2017

Fotos: Erika Blanco

Fotos: Erika Blanco

Encontré un auto que además de resultar cómodo para trasladarme con el bebé es deportivo, lujoso y ¡sexy!

El Infiniti Q50 2017 Red Sport 400 llegó a mis manos en el momento en que ya pensaba que las SUVs serían mis favoritas absolutas por los próximos años. Siempre menciono cuánto cambian tus prioridades a la hora de evaluar un auto desde el momento en que comienzas a trasladarte en tu día a día con un bebé –y todo el cargamento extra que esto representa-. Sin embargo, en mi experiencia con este sedán, sentí que es posible lograr un balance entre comodidad, conveniencia y un toque de diversión con el auto.

El Q50 me alegró el día desde el momento en que lo tuve enfrente con su color rojo ‘atrae miradas’. Y es que cuando estás metida prácticamente todo el tiempo en el papel de mamá, en la casa, con ropa suelta y cambiando pañales, necesitas que de vez en cuando te recuerden que es hora de arreglarse y salir a tomar aire. El Infiniti Q50 cumplió con este objetivo durante la semana que tuve oportunidad de manejarlo.

Quienes gustan de las sensaciones deportivas disfrutarán con este sedán, especialmente de la versión que evalué, con un V6 twin turbo de 3.0 litros, capaz de entregar 400 HP y 350 libras-pie de torsión. La transmisión es automática de siete velocidades, pero también cuenta con la opción de realizar cambios manuales, a través de paletas ubicadas detrás del volante. Diferentes modos de manejo se ajustan a las necesidades del conductor. La mayor parte del tiempo me mantuve alternando entre los modos estándar y sport; el primero resulta más que satisfactorio para el diario, pero vale la pena cambiar de tanto en tanto al modo ‘sport’ para disfrutar de una conducción más dinámica.

En general, el Infiniti Q50 mostró un desempeño sólido y un comportamiento extremadamente confiable, con reacciones rápidas y precisas, que nada tienen que envidiarle a otros rivales con poderosos nombres.

Algo importante para mí fue descubrir que a pesar de que las dimensiones de este auto no son exageradas, ofrece bastante amplitud adentro y sobre todo en el maletero, donde realmente me sorprendió el espacio de carga. Pude meter y sacar sin problemas el cochecito (stroller) que uso para el bebé, que es bastante grande, y todavía podía guardar otras cosas.

Los fanáticos del diseño quizás podrían señalar que su interior no es el más moderno, pero la disposición es conveniente, el uso intuitivo y los materiales y los acabados son de alta calidad.

La unidad que manejé contaba con varios paquetes extra, entre estos, el que me pareció de más utilidad fue el de las asistencias de manejo, con numerosos sensores y alertas que te hacen sentir segura especialmente en situaciones de poca visibilidad o estacionamiento estrecho.

El consumo de combustible es de 20 mpg en la ciudad y 26 mpg en carretera, para un consumo combinado de 22 millas por galón.

En conclusión, el Infiniti Q50 2017 Red Sport 400 me gustó mucho y considero que es una opción muy competitiva para quienes buscan un sedán de lujo con espíritu deportivo. Es un auto a evaluar, incluso para una mamá…

Precio del Infiniti Q50 2017 Red Sport 400: $48,700

Precio total de la unidad de pruebas: $60,220