Bebe y autos: Dodge Charger SRT Hellcat

La vez que el gato de 707 HP se convirtió en la mascota de la casa

¡Pasó la prueba! El Dodge Charger SRT Hellcat no solo es capaz de entregar una potencia extrema, también es lo suficientemente versátil como para funcionar como auto de familia.

Estamos de acuerdo en que la imagen plácida de una mamá con su bebé y su perro no es lo que se asocia en primera instancia con el Dodge Charger, especialmente si hablamos del Hellcat, la versión más rabiosa de este modelo y al que muchos conocen como “el sedán más poderoso del mundo”. Sin embargo, este auto me acompañó por una semana y se adaptó sin problemas a un tranquilo estilo de vida.

En general siempre me ha gustado el diseño del Charger, me recuerda uno de esos animales gigantescos que la gente teme pero que tienen buen corazón. El Hellcat específicamente es impresionante, con su rostro enojado, sus ruedas de 20 pulgadas y sus inmensas tomas de aire. Es definitivamente un vehículo con mucho carácter que de ninguna manera pasará inadvertido.

Cuando el eficiente equipo de Prestige me entregó este auto para que lo probara, me sentí un poco intimidada, pues sabía que el reto no sería explotar su bárbara potencia, sino acomodarla al día a día de un bebé que en ese momento tenía menos de tres meses. No tuve que pensarlo mucho, justo cuando me quedé sola en casa, mi perro se enfermó de urgencia y tuve que llevarlo al veterinario. En el momento en que parecía que nadie estaba disponible para ayudarnos, el Hellcat nos transportó hasta el otro extremo de la ciudad mientras su rugido arrullaba el sueño del bebé, acomodado en el carseat en el asiento trasero.

Una de las cualidades más útiles del Hellcat es la posibilidad de configurar el auto de acuerdo a las necesidades de manejo del momento. Esto se puede hacer fácilmente a través de la pantalla ubicada en el tablero central. Honestamente, nadie necesita el modo de pista para andar en la ciudad y probablemente tampoco los 707 HP que es capaz de entregar el V8 Hemi Supercargado de 6.2 litros. Así que para transitar con mi bebé, le reduje la potencia al Hellcat y le ajusté la suspensión en el modo más confortable. ¡Una total diferencia!

Seguramente los apasionados saben que el Dodge Charger Hellcat llega con dos llaves, una negra, para limitar la potencia a 500 HP y una roja, el baluarte de confianza que abre la puerta al total desempeño del auto. Debo confesar, que aunque sabía que mantendría un estilo de manejo sosegado, la posesión de la llave roja no deja de transmitir emoción y hasta algunas tímidas mariposas en el estómago.

Quizás el Hellcat se “aburrió” en su semana con nosotros, o quizás lo aprovechó como una oportunidad para demostrar que a pesar de que su objetivo primario es devorar el asfalto, ofrece suficientes argumentos para que un padre de familia pueda convencer a su esposa de que es el sedán que necesita comprar.

El consumo de combustible del Dodge Charger SRT Hellcat 2016 es de 13 millas por galón en la ciudad y 22 millas por galón en carretera, para un consumo combinado de 16 millas por galón.

Dodge-Charger-Hellcat-2016-07.jpg

Precio del Dodge Charger SRT Hellcat 2016: $65,945

Precio total de la unidad de pruebas: $71,230

Para quienes están interesados en un review más técnico de este auto, les dejo este video donde se analiza el Hellcat a detalle.