Conociendo la Alsacia con el Mercedes-Benz GLC 2016

Manejé entre montañas, viñedos y pueblitos sacados de un cuento con la nueva SUV de Mercedes-Benz. Estas fueron mis impresiones…

La Alsacia es una región de Francia que queda justo en la frontera con Suiza y Alemania. Es famosa por sus vinos, su cocina y las disputas que ocasionó en el pasado por el control de su territorio. Siempre tuve muchos deseos de conocer este sitio y tuve oportunidad de hacerlo manejando la nueva Mercedes-Benz GLC 2016.

El primer encuentro con la SUV ocurrió en el aeropuerto de Basel-Mulhouse, ahí Mercedes-Benz tenía todo preparado para recibir a los periodistas y después de una breve bienvenida y algunas instrucciones, nos entregaron las llaves y un iPhone, lo que inmediatamente me hizo sentir más segura. ¡Ya estaba lista para perderme con la GLC por los lindos pueblitos de la Alsacia!

Mercedes-Benz había dispuesto una ruta elaborada para pasear un poco antes de alcanzar nuestro destino final en Strasbourg, Francia. El sistema de navegación –que resultó funcionar de manera espectacular- ya estaba programado para manejar rumbo a Breisgau, en Alemania, donde tomaríamos el almuerzo en un restaurante ubicado en medio de un viñedo.

Para los amantes de los autos que se cruzaron con nuestra salida debe haber sido todo un espectáculo ver la hilera de relucientes GLC. Desde afuera, el auto luce refinado y airoso, con las proporciones perfectas para ser manejado cómodamente en la ciudad y resultar muy versátil. El interior derrocha lujo, con materiales y acabados de gran calidad. Tan solo de ver el auto antes de probarlo, me dio la impresión de que va a convertirse en un nuevo favorito del público femenino. Ya lo visualizo perfectamente en las calles de Miami…

El Mercedes-Benz GLC reemplaza al modelo GLK y la marca aprovechó para transformar no solo el nombre, sino también algunas de sus características. El nuevo GLC 2016 es un auto más ligero y con mejor ahorro de consumo de combustible. Cuenta con diferentes modos de manejo: Eco, Comfort, Sport, Sport+ e Individual, para adaptarse a los gustos y necesidades del conductor. Su manejo es muy dinámico, agradable y se disfruta muchísimo, sobre todo por la tranquilidad de la cabina, aislada del ruido exterior.

En nuestra visita a los viñedos tuvimos una sorpresa, un circuito especial creado por Mercedes-Benz para experimentar la capacidad del paquete Off-Road del GLC.

Aunque no hay planes de que la opción Off-Road llegue a Estados Unidos como extra, decidí que este era un buen momento para salir de mi ‘zona de comfort’ y probar las habilidades todoterreno del vehículo (¡y las mías!). El experimento fue un éxito. Acompañada de un instructor, guié al GLC que escaló como nada una subida de rocas prácticamente vertical. Con igual tranquilidad reaccionó en la arena y en las bajadas de infarto, dejando claro que la tecnología –en todas sus formas- es una prioridad para la marca.

Así mismo, los sistemas de seguridad y asistencia de manejo con que cuenta el Mercedes-Benz GLC 2016 son impresionantes. Definitivamente, una cualidad que influirá mucho a su favor a la hora de una decisión de compra y que una vez más me hace recordar las preferencias de las mujeres para elegir auto.

La tarde marcó nuestro recorrido a Strasbourg (Estrasburgo en español), donde pasaríamos la noche en una antigua edificación convertida en hotel. Esta ciudad me enamoró al instante; tanto, que le voy a dedicar su propio ‘post’ muy pronto.

Al otro día manejaríamos de regreso a Basel, en Suiza, pero antes recorreríamos el valle de Munster, donde se confeccionan los quesos que llevan ese nombre.

Visitamos la Maison du Fromage, allí nos esperaron con un festín de quesos y charcuterie, todos hechos ‘en casa’.

Manejar entre montañas, viñedos y los divinos pueblitos de la Alsacia fue una experiencia increíble. Estos lugares llenos de flores y encantadores casitas parecen sacado de un cuento. Siempre que se menciona Francia se piensa rápidamente en París, sin embargo, visitar esta región es un viaje totalmente diferente y muy recomendable.

En cuanto al Mercedes-Benz GLC 2016, después de dos días en la carretera juntos sostengo mi primera impresión: este vehículo está destinado a convertirse en un nuevo consentido del público. Ya veremos si mi intuición es acertada…

Precio Mercedes-Benz GLC 300 2016: $38,950

Precio Mercedes-Benz GLC 300 4MATIC 2016: $40,950

PRUEBA TÉCNICA DEL MERCEDES-BENZ GLC 2016