Prueba Chevrolet Trax 2015

Un crossover totalmente nuevo en Estados Unidos, práctico, con un precio muy asequible y generoso equipamiento

Esta pequeña camioneta, totalmente nueva en el mercado de Estados Unidos, es uno de los primeros autos que he tenido la oportunidad de manejar en el nuevo año.

Mi primera impresión al ver la Chevrolet Trax 2015 fue la de estar en presencia de un auto funcional, versátil y bastante simpático. Con un tono ocre metálico y líneas visiblemente esculpidas, su diseño se aprecia fluido y continuo. Algunos detalles, como los acentos cromados en la parrilla y los faros, destacan para darle a este auto su propia identidad.

En el interior, la cabina ha sido recreada en dos colores, y aunque el estilo en general es moderno, los materiales no son de la mejor calidad, pues hay bastante plástico que se siente un poco duro al tacto. Sin embargo, el espacio y la visibilidad son admirables; especialmente en la primera fila, donde encontramos mucha superficie acristalada gracias al tamaño de las ventanas.

Este podría ser fácilmente el auto de ‘todos los días’ de una familia joven o de una persona soltera, sobre todo, porque el precio inicial de su versión estándar no sobrepasa los $21,000.

En cuanto al motor, estamos en presencia de un cuatro cilindros de 1.4 litros, que trabaja acoplado a una transmisión automática de seis velocidades. Esta combinación ofrece unos modestos 138 HP, que resultan más que suficientes para moverse cómodamente en la ciudad.

Hay que tener en cuenta que este no es un vehículo dedicado a entusiastas, sino que ha sido desarrollado para servir a las necesidades básicas del día a día. Así, su manejo no está pensado transmitir sensaciones extremas, al contrario, es bastante amigable y queda favorecido por las proporciones del Chevrolet Trax, que permiten realizar maniobras de estacionamiento con mucha más facilidad que la que ofrecen otros crossovers de mayor tamaño.

La economía de combustible es un punto positivo para este auto, que logra 26 mpg en la ciudad y 34 mpg en carretera, para un consumo combinado de 29 mpg.

De las versiones disponibles del Chevrolet Trax, me tocó probar la LTZ FWD, la más equipada de la gama, con detalles extra como ruedas más grandes (18 pulgadas), faros de niebla y un mejorado sistema de sonido, entre otros. Sin embargo, hay que destacar, que incluso la más económica de las versiones, cuenta con un equipamiento muy generoso para su precio, como por ejemplo, la cámara trasera y el sistema OnStar con servicio Wi-Fi.

Si tuviera que destacar los mejores elementos del Chevrolet Trax 2015, mencionaría: espacio, eficiencia, equipamiento y precio. Estas razones conjugadas conforman un argumento poderoso para convertir a este vehículo en un gran contrincante dentro de su segmento.

Precio Chevrolet Trax LTZ FWD - $25,905