Jaguar XKSS, una razón más para amar a McQueen

Foto: Jaime Gabaldoni, desde LA Auto Show

Foto: Jaime Gabaldoni, desde LA Auto Show

El “Green Rat” de Steve McQueen en el Auto Show de Los Angeles           

Steve McQueen es un ídolo familiar. Mi mamá me lo presentó cuando yo era niña a través de la película Papillon, y desde entonces se quedó grabado en mi memoria como el héroe perfecto, el ‘cabezadura’ incorregible y rebelde que arriesgaría todo por ser fiel a sus propios valores y defender su libertad. Varios años y varias películas después, McQueen sigue apareciendo siempre de alguna manera en mi vida.

Apasionado de las maquinarias veloces, el llamado The King of Cool tenía algunos ‘juguetes’ dignos de mención. Entre sus autos más emblemáticos se encuentra el Jaguar XKSS, un raro modelo del cual solo se construyeron 16 ejemplares.

El Jaguar XKSS está basado en el Jaguar D-Type, un auto de carreras que hizo historia en Le Mans por sus victorias (fue ganador durante tres años consecutivos 1955, 1956 y 1957). El XKSS sería como el hermano pequeño del D-Type, una versión de calle muy glamorosa de esta estrella de la velocidad.

Dicen que McQueen una vez intentó deshacerse de este auto y lo vendió, solo para terminar comprándolo de nuevo… Pero mi anécdota favorita trata sobre el precio del XKSS, que el actor compró en el año 1958 por $5,000. El dato sobre esta cifra lo aportó su esposa Neile: “Sé exactamente cuánto pagamos por él, porque yo firmé el cheque…”

Foto: Jaime Gabaldoni, desde LA Auto Show

Foto: Jaime Gabaldoni, desde LA Auto Show

Con información de: McQueen's Machines, The Cars and Bikes of a Hollywood Idol, por Matt Stone

Con información de: McQueen's Machines, The Cars and Bikes of a Hollywood Idol, por Matt Stone